157. Permiso para Sentirme Triste

11:28
 
Compartir
 

Manage episode 319749009 series 2794813
Por Pati Haaz and Monica Sosa descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
Este episodio, va dedicado, con todo mi cariño a una hermosa mujer que la semana pasada me escribió un día y me dijo: “ayer me sentí muy triste”. Me compartía esto con un poco de preocupación, y disgusto. He estado pensado mucho en ella y quise compartir en el Podcast lo que como coach, hubiera querido decirle.

Quiero agradecerle por expresar en voz alta, lo que muchas, sino es que todas las mujeres sentimos cuando nos sentimos tristes.

Y de lo que quiero hablar sobretodo es de lo que sentimos por lo que sentimos.

Cuando genuinamente estoy contenta, motivada o cuando me siento empoderada, no me pregunto: ¿qué estará mal conmigo? ¿por qué me siento así? Normalmente no les damos un significado de que esto sea un problema para nosotras.

Lo cierto es que la experiencia humana incluye todo tipo de emociones. Vivir experimentando solo emociones positivas, es: no ser humano, es falso, es irreal. Esto lo sabemos, pero ¿qué tanto realmente abrazamos esas emociones “negativas”?, ¿qué tanto nos familiarizamos con ellas?

Mi propuesta hoy es, que así como no nos cuestionamos qué estará mal con nosotras por sentirnos contentas, motivadas, positivas, nos permitamos de corazón decidir que no hay nada malo en experimentar emociones negativas. Decidamos darnos permiso de sentir tristeza, de sentirlo todo.

Decidamos darnos permiso de recordar que somos humanas.

Permiso para recordarme que, no hay nada malo en mi por experimentar tristeza, desánimo ansiedad, frustración.

Está de moda esto de “normalizar”, pues normalicemos sentirlo todo.

Y francamente aquí está la clave para dejar de comer de más por emociones:

  • En no en esperar a que las circunstancias en mi vida sean perfectas para que yo este motivada todo el tiempo.
  • En no esperar a que las circunstancias cambien para que yo ya no tenga ansiedad.
  • Ante las circunstancias que no puedo cambiar, ante la bomba de emociones que hay en mi, no huyo de mí. Descubro lo que siento, lo identifico, lo nombro, lo observo, y lo proceso sin la urgencia de taparlo con comida.
  • Y si el responder a mis emociones con comida es algo que te pone triste: haz una pausa, observa el ciclo y prueba responder diferente a tus emociones.

Y es que tenemos tan etiquetadas ciertas emociones como “malas”, “tóxicas”, “dañinas”, que esto puede hasta darnos miedo de ponernos en el lado “malo”.

Si al escuchar esto, experimentas miedo de que esto puede llevarte a una depresión, quiero decir que no es de ese tipo de tristeza de la que estoy hablando. Al permitirnos encontrarnos con nuestra tristeza podemos ver que la tristeza no es para siempre, y si acaso este ejercicio de encontrarte con la tristeza puede ponerte en un espacio de no funcionar en tu día, entonces escucha esa voz y pide ayuda. Busca un psicólogo o un terapeuta.

Del tipo de tristeza, desanimo que hablo es de este tipo de emociones que de pronto experimentamos un día y al experimentarla solemos juzgarnos ante lo cual decidimos que entonces somos incapaces de seguir creando la versión mas espectacular de nosotras mismas y nos rendimos.

El camino hacia el logro de nuestro peso ideal, el camino hacia la creación de nuevos hábitos, el camino hacia cualquier meta, incluye todo tipo de emociones. Decidamos que no es un problema un día experimentar tristeza. Parte del vivir y disfrutar el presente incluye el experimentarlo todo. Si estás familiarizada con mi coaching, sabrás que sugiero y enseño a a crear nuevos sentimientos. Propongo elegir y crear conscientemente sentimientos que nos sirven y esto no se logra si no somos capaces de asimilar, de reconocer y de abrazar lo que genuinamente estamos sintiendo.

Hoy como parte de mi propuesta de experimentarlo todo, te ofrezco acompañarte en hacer este ejercicio, ahora mismo.

Si has estado experimentando tristeza, o algún sentimiento de estos que etiquetamos negativos, que rechazamos porque tenemos miedo o que queremos desaparecer con urgencia porque creemos que somos incapaces de seguir creando nuestra mejor versión al experimentarlos.

Te invito a tomarte tres minutos para hacer este ejercicio.

Respira profundamente, toma aire contando 5, reté el aire contando 6, suelta el aire contando 7.

Sigue respirando a este ritmo. Y piensa en ese sentimiento, nombra lo que sientes.

¿Es tristeza, es desánimo? ¿Cómo se siente?

Si quisieras explicarle a una niña de 8 años lo que sientes, ¿qué le dirías?

Nótalo, es es solo un sentimiento.

¿Puedes identificar los pensamientos que te generan este sentimiento?

No te juzgues, solo observa y date cuenta de lo que te esta generando este sentimiento.

¿Qué piensas? ¿Cuáles son las circunstancia que hay alrededor?

Respira, acepta que no puedes controlarlo todo, pero si puedes permitirte experimentarlo todo. Reconoce este sentimiento que no esta contigo siempre, porque es solo un sentimiento, no es el villano de tu historia, es solo un sentimiento.

Ahora pregúntate con curiosidad, ¿qué piensas de ti cuando experimentas esto?, ¿cómo es tu relación contigo cuando experimentas tristeza?

¿Qué haces normalmente cuando experimentas esto?

¿Buscas desaparecer lo que sientes, comiendo? ¿Consumiendo algo en especial?

No te juzgues, solo observa.

¿La tristeza sigue ahí?

Quizá claramente se esta pasando, ahora experimentas paz, paciencia, claridad, confianza

Si sigue ahí, ¿cómo decides responder a ella?

Te hará bien: ¿llorar, escribir, descansar. caminar, buscar a alguien, abrazar a alguien?

¿Es algo realmente más fuerte que tu? O puedes notar que es solo un sentimiento que se mueve.

Respira, decide cómo responder a este sentimiento.

Repite este ejercicio cada vez que experimentes alguno de estos sentimientos que antes no te habías dado el permiso de experimentar.

Es encontrándonos con nosotras mismas desde donde podemos encontrar esas respuestas que parecen tenernos perdidas.

No es huyendo de la tristeza como va a desaparecer, no es juzgándonos o criticándonos lo que nos va a ayudar.

Sentir tristeza, desanimo, ansiedad, enojo, no significa que estás descompuesta Mucho menos significa que no puedes lograr esa meta que tanto deseas.

Lo único que hará imposible lograr esa meta es dejarte paralizar por el miedo, creerte la historia que tu cerebro te cuenta de que estas descompuesta y rendirte.

No te rindas, no estas descompuesta, eres humana, date permiso de experimentarlo todo.

Pausa en tu camino, ámate con locura y si, puedes lograr lo que tanto deseas.

Quiero contarte que dentro de mi programa de coaching, esto es lo que hacemos.

A partir de amarnos logramos nuestra a meta. De hecho, en febrero, estaremos haciendo juntas el reto de 21 días soltando kilos con gotitas de amor. Por ser el mes del amor y porque reforzamos este compromiso y esta decisión de lograr esta meta a partir de amarnos, nuestras participantes reciben audios motivacionales diarios que son ese recordatorio, ese aviso, ese acompañamiento, ese recordarte que tu si puedes hacerlo. Para recibir estos audios diarios y por supuesto todo nuestro programa puedes hacerlo solo inscríbete en www.monicasosa.com/puedeshacerlo, estaré encantada de acompañarte en tu camino.

Vive espectacular,

Tu coach

Mónica Sosa

* El Podcast Puedes Hacerlo también puedes escucharlo en: Apple Podcasts, Spotify, YouTube, y muchas otras plataformas de podcasts. Suscríbete y disfrútalo.

Music by Lesfm from Pixabay

179 episodios