¿Rapto o desaparición? Era miembro de la G12

1:06:17
 
Compartir
 

Manage episode 222282607 series 1159655
Por Red de Apoyo, Víctimas de Sectas Destructivas, Red de Apoyo, and Víctimas de Sectas Destructivas descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
itunes pic
El peor de los peligros que enfrentan las víctimas de agrupaciones que utilizan técnicas de persuasión coercitiva para manipular la voluntad de las personas, es que aislan a sus miembros de sus seres queridos para protegerlos de la supuesta contaminación provocada por el estilo de vida que es corrupta o no afín con la agrupación a la cual pertenece el miembro. La organización dice proteger a sus miembros de los familiares o seres queridos que no son afines con la organización; y según ellos, a diferencia de sus familiares, los que componen la agrupación sí los aman y buscan genuinamente su bienestar. Gabriela, la madre de Belén Grande, llegó a nosotros desesperada buscando ayuda, porque su hija estaba desaparecida y sigue desaparecida. Gabriela no sabe a quien recurrir, debido a que la policía de Buenos Aires, Argentina, no le ha prestado la atención debida. Solicitó atención judicial, pero tiene que esperar a unos trámites por razones que no comprende, entendió que se debe a unos protocolos. Así, los días siguen pasando sin saberse nada del paradero de su hija, Belén, quien era miembro activo de la organización religiosa G12. La joven se refugió en la G12, y según su madre en vez de buscar relacionarse más con ella y su familia, la rechazaba por ser una contaminante, al pertenecer al mundo corrupto. El peligro surgió cuando su hija decidió irse a vivir sola, para evitar estar en contacto con su familia y así se desconectó de todos ellos. Su hija Belén, solo quería cumplir con las exigencias de la G12. Como consecuencia se enajenó de todos, al punto de que no se supo cuándo se la llevaron de su residencia. Belén es una mujer joven. Haciendo su familia un esfuerzo por estar pendiente de ella, llegaron a su residencia, en un edificio de viviendas, pero tuvieron que buscar la manera de abrir la puerta porque no contestaba, y fue cuando descubrieron que estaba desaparecida. Lo había dejado todo, ropa, platos de comida en su comedor, la cama sin hacer y hasta la computadora portatil abierta. Deducen que si salió de su residencia, salió solo con una billetera. Residía en el edificio residencial de la calle Sánchez de Loria 1326, en la capital de Buenos Aires, Argentina. La madre, Gabriela, fue a la policía a hacer la denuncia, pero dice que la trataron con indiferencia y hasta con burla, pues para ellos es algo corriente, una denuncia de todos los días. Gabriela tiene la ilusión de que la justicia investigue; pero sigue sin respuesta; y ya su hija lleva más de un mes de desaparecida. Gabriela se pregunta si estará implicada la organización G12. Ella sabe lo poderosa que esta organización es a nivel económico y político. Se cuestiona si es eso lo que explica la indiferencia de las autoridades hacia su desesperación, angustia y súplicas.¿Cuánto peso e influencia tiene el dinero y poder político en nuestros países, al momento de tomar la decisión de ayudar o proteger a la víctima de un crímen tan grave como éste? Desconectarse de la familia de esta manera es lo peor, y ese es el mayor de los peligros que enfrentan las víctimas de de este tipo de organizaciones. En este caso los familiares no se enteraron a tiempo, y el tiempo sigue corriendo. La tortura únicamete aumenta en el corazón de la madre de Belén, al desconocer su paradero. ¡El dolor de esta madre es inimaginable! Solo podemos apelar en estos momentos a la piedad y misericordia de todos los que nos escuchen. Tenemos la esperanza de que se unan todos para respaldar a esta madre que hecha pedazos, y sin descanso, busca desesperadamete a su hija desaparecida. Imaginen lo que sería dejar de ver, así de la nada, al ser que más aman en la vida. Imagínate lo que sería no tener idea de si está o no con vida. Es una angustia sin fin, que solo quien vive esta tortura es capaz de entender su extensión. No seamos indiferente hacia el dolor ajeno. La Red de Apoyo tiene la esperanza de que a través de este medio, quien nos escuche, se una en una voz con Gabriela reclamando acción a las agencias de seguridad y protección de la nación de Argentina. Solicitemos la acción responsable del gobierno de ese país. Tenemos la ilusión de que la gente de buen corazón trate de hacer algo. Reclamamos tomar la acción debida de buscar a Belén. Gabriela clama a todos piedad y respaldo. Es sorprendente la indefensión que ciudadanos como Gabriela experimentan en su país, al enfrentar la falta de acción de las autoridades, en momentos en que más lo puede necesitar el ciudadano. La vida de la hija de Gabriela vale lo mismo que la vida de la hija de cualquier presidente, gobernador, o de cualquier persona con gran influencia económica. ¡No nos quedemos con los brazos cruzados!

29 episodios