Es bueno que toquen un instrumento... o no, con Victoria López y Chus Vega

1:21:36
 
Compartir
 

Manage episode 319243428 series 2932117
Por Miguel Angel Jiménez Abella descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Es difícil concebir un mundo sin música. Crecemos rodeado de música, distintas canciones, distintos estilos para cada momento, incluso para cada estado emocional. Desde hace años se habla de los beneficios de la música en los niños, tanto es así que hasta ponemos ciertas piezas o determinados autores a los fetos en desarrollo.

Cuando nacen seguimos estimulando a nuestros hijos e hijas con la música, desde nanas para dormir hasta cursos para bebés. Llega un momento en el desarrollo en el que queremos ir un poquito más allá, queremos que nuestros hijos tengan un contacto más directo con la música y comiencen a acercarse a los instrumentos y a la educación musical.

Hoy están los conservatorios de música llenos de niños y niñas que entran y salen con sus instrumentos a la espalda. Padres y madres orgullosos de cómo sus retoños hacen sus pinitos en el mundo de la música. A nadie se le escapa que todo esto tiene unos beneficios notables, disciplina y esfuerzo, compromiso, relación con otros y, por supuesto, un nuevo lenguaje con el que comunicarse. Pero, ¿la educación musical en los conservatorios tiene también algún efecto negativo?

En este episodio cuento con la compañía de dos grandes profesionales de la música, Victoria López, musicóloga, violonchelista profesional y profesora en el conservatorio de música de Mieres en el grado elemental y Chus Vega, saxofonista profesional y psicólogo experto en ansiedad escénica. Ambos nos cuentan sus experiencias y opiniones sobre la formación musical actual en los conservatorios. Identifican aquellos aspectos que marcan la diferencia entre que a nuestros hijos les guste la música y que disfruten de ella y, como parece que cada vez es más frecuente, terminen por rechazar hasta el instrumento por el efecto de la autoexigencia, el perfeccionismo o el temor a fallar.

La responsabilidad es compartida entre los padres/madres y los profesores, al igual que ocurre con otras disciplinas, pero la música cuenta con una serie de variables que la hacen particular, el estudio en soledad, las características de la metodología en nuestro país, la cultura de valorar la calidad a través del resultado, etc.

Ambos están de acuerdo en que lo más importante es el disfrute, esa es la intención de la música, luego vendrá la técnica, el perfeccionamiento, e incluso, la exigencia propia de una prueba, pero sin disfrutar del proceso no hay una buena educación musical.

Recuerda que puedes enviarme tus sugerencias y opiniones a padresdealtorendimiento@gmail.como por Whatsapp al 630630207.

Un abrazo enorme.

Música: THOR, DIOS DEL TRUENO

Autor: JOAN ALFARAS CALVO

Copyright 2021 por EMB-BoileauMusic

Violonchelo: SIRA JIMÉNEZ DE LA TORRE

Letra: LAURA GONÁLEZ ORTIZ

Edición: NELLA SALAS

26 episodios