Download the App!

show episodes
 
Ondas Elementales es un podcast de divulgación que, siguiendo la estela de Pablo Neruda en sus célebres 'Odas Elementales', pone el foco en aspectos de la vida cotidiana a los que normalmente no dedicamos atención. Cotidianidad hecha podcast, directamente en tu oído. Intentamos huír de las cuestiones grandiosas que, a fin de cuentas, muchas veces no sentimos próximas y que, además, suelen ocupar el espacio divulgativo. Para ello, preguntamos a las personas expertas de lo cotidiano: el floris ...
 
Ernesto Cardenal (Granada, Nicaragua,1925). Escritor, traductor, sacerdote y político. Estudio la preparatoria en su país natal y posteriormente viajó a México donde cursó Literatura en la UNAM. Tiempo después, en Nueva York, concluyó sus estudios de doctorado. En 1965 se ordenó como sacerdote en un monasterio trapense en Estados Unidos en donde conoció a su maestro Thomas Merton. Participó en el Frente Sandinista de Liberación Nacional durante la Revolución de Nicaragua y tras el derrocamie ...
 
Juan Villoro (Ciudad de México, 1956). Escritor y periodista. Novelas, cuentos, traducciones y crónicas destacan en su producción literaria, además de obras de teatro y guiones para cine. El autor de El testigo se ha desempeñado también como agregado cultural en la Embajada de México en Alemania y como profesor de cursos y talleres de creación literaria en la UNAM y en universidades como Princeton, Boston y Pomeu Fabra. Es colaborador de distintos periódicos y revistas de habla hispana. Entr ...
 
Loading …
show series
 
Hola, adiós, ciao, hasta luego...son algunas de las versiones más utilizadas para decirle a alguien que lo conoces. Luego hay la versión gestual: una mirada, una sonrisa o un simple golpe de barbilla hacia arriba. También una levantada de cejas puede significar un saludo claro que ahí ya entramos en las clases de saludos. Empiezo a pensar que el sa…
 
La flor encierra un abanico enorme de simbología y en ella, en ellas, hacemos nuestras propias representaciones: la muerte, el amor, el reconocimiento. Con las flores pasa como con todo en esta sociedad, aportan mucho más de lo que parecen. Detrás de esa belleza, detrás de lo superficial hay algo de vital en ellas. Más allá del colorido que aportan…
 
Algo tan sencillo como unos trozos de tela pero que es tan significativo que nos define, nos acompaña, nos oculta y nos muestra. Está el traje que manchamos y arrugamos con los vaivenes de la existencia o aquel que nos ponemos tres veces en la vida, incluso, está el traje que nos cubre en la muerte. El traje que no nos abandona, que se pega, piel c…
 
El pan. Fiel alimento que siempre está ahí: al principio o al final de las comidas. Para mojar, para acompañar, para hacer menos duros los días de hambre. En su variedad, está el gusto (exclúyase al congelado de este elogio a la diversidad). El pan como modo de vida. El pan, el primero en caer de todas las dietas. El imprescindible que hace las com…
 
Todo nació de una conversación sobre una cuestión cualquiera y acabó congregando a 3 vecinas y a un curioso camarero en una sesgada tertulia con humor, datos (reales o no) y calle, mucha calle. Ondas Elementales tiene la suerte y el honor de contar con tres vecinas que darán su visión particular sobre cualquier tema que se presente; independienteme…
 
El cobre. Si el cobre hablara, podría hacer una radiografía perfecta de lo que somos. El cobre diría lo que comemos a través de las ollas en las que cocinamos y el chocolate que devoramos. El cobre conoce perfectamente lo que comunicamos; por ejemplo el "Te quiero" que lanzamos desde el móvil. El cobre que nos dice lo que gastamos o lo que ahorramo…
 
El tomate. En ensalada, en salsa, sobre pan, en zumo o en cóctel. El tomate es un elemento esencial de nuestro día a día y por eso, Ondas Elementales analiza desde todas las rodajas posible esta preciada fruta. ¿Cómo lo haremos? Empezaremos con Pepa y Antonio, nuestros verduleros de cabecera del Almacén de Climent. Seguiremos camino con nuestra his…
 
Ahora me dejen tranquilo. Ahora se acostumbren sin mí. Yo voy a cerrar los ojos Y sólo quiero cinco cosas, cinco raices preferidas. Una es el amor sin fin. Lo segundo es ver el otoño. No puedo ser sin que las hojas vuelen y vuelvan a la tierra. Lo tercero es el grave invierno, la lluvia que amé, la caricia del fuego en el frío silvestre. En cuarto …
 
Dame la mano y danzaremos; dame la mano y me amarás. Como una sola flor seremos, como una flor, y nada más... El mismo verso cantaremos, al mismo paso bailarás. Como una espiga ondularemos, como una espiga, y nada más. Te llamas Rosa y yo Esperanza; pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina, y nada más...…
 
Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche, invisible en tu sueño, seriamente nocturna, mientras yo desenredo mis preocupaciones como si fueran redes confundidas. Ausente, por los sueños tu corazón navega, pero tu cuerpo así abandonado respira buscándome sin verme, completando mi sueño como una planta que se duplica en la sombra. Erguida, ser…
 
¡Ay! ¡Juguemos, hijo mío, a la reina con el rey! Este verde campo es tuyo. ¿De quién más podría ser? Las oleadas de la alfalfa para ti se han de mecer. Este valle es todo tuyo. ¿De quién más podría ser? Para que los disfrutemos los pomares se hacen miel. (¡Ay! ¡No es cierto que tiritas como el Niño de Belén y que el seno de tu madre se secó de pade…
 
Esclava mía, témeme. Ámame. ¡Esclava mía! Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo, y en él despunta mi alma como una estrella fría. Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos. Mi propio latigazo cae sobre mi vida. Eres lo que está dentro de mí y está lejano. Huyendo como un coro de nieblas perseguidas. Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que es…
 
La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde me ha arrojado la mar en su ola de salmuera. La tierra a la que vine no tiene primavera: tiene su noche larga que cual madre me esconde. El viento hace a mi casa su ronda de sollozos y de alarido, y quiebra, como un cristal, mi grito. Y en la llanura blanca, de horizonte infinito, miro morir intensos o…
 
Si alguna vez tu pecho se detiene, si algo deja de andar ardiendo por tus venas, si tu voz en tu boca se van sin ser palabra, si tus manos se olvidan de volar y se duermen, Matilde, amor, deja tus labios entreabiertos porque ese último beso debe durar conmigo, debe quedar inmóvil para siempre en tu boca para que así también me acompañe en mi muerte…
 
Piececitos de niño, azulosos de frío, ¡cómo os ven y no os cubren, Dios mío! ¡Piececitos heridos por los guijarros todos, ultrajados de nieves y lodos! El hombre ciego ignora que por donde pasáis, una flor de luz viva dejáis; que allí donde ponéis la plantita sangrante, el nardo nace más fragante. Sed, puesto que marcháis por los caminos rectos, he…
 
Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo, Sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura, En regiones contrarias, en un mediodía quemante, Eras sólo el aroma de los cereales que amo. Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa En Angol, a la luz de la luna de Junio, O eras tú la cintura de aquella guitarra Que toqué en…
 
Madre, madre, tú me besas, pero yo te beso más, y el enjambre de mis besos no te deja ni mirar... Si la abeja se entra al lirio, no se siente su aletear. Cuando escondes a tu hijito ni se le oye respirar... Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar, y qué lindo niño veo a tus ojos asomar... El estanque copia todo lo que tú mirando estás; pero tú…
 
ME gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca. Como todas las cosas están llenas de mi alma emerges de las cosas, llena del alma mía. Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra melancolía. Me gus…
 
Y de ser grandes nuestros reinos, ellos tendrían, sin faltar, mares verdes, mares de algas, y el ave loca del faisán. Y de tener todos los frutos, árbol de leche, árbol del pan, el guayacán no cortaríamos ni morderíamos metal. Todas íbamos a ser reinas, y de verídico reinar; pero ninguna ha sido reina ni en Arauco ni en Copán... Rosalía besó marino…
 
Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas. Desde mi boca llegará hasta el cielo lo que estaba dormido sobre tu alma. Es en ti la ilusión de cada día. Llegas como el rocío a las corolas. Socavas el horizonte con tu ausencia. Eternamente en fuga como la ola. He dicho que cantabas en el viento como los pinos y como los mástiles.…
 
QUIERO que sepas una cosa. Tú sabes cómo es esto: si miro la luna de cristal, la rama roja del lento otoño en mi ventana, si toco junto al fuego la impalpable ceniza o el arrugado cuerpo de la leña, todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan hacia las islas tuyas que me aguardan. (...)…
 
Anda libre en el surco, bate el ala en el viento, late vivo en el sol y se prende al pinar. No te vale olvidarlo como al mal pensamiento: ¡le tendrás que escuchar! Habla lengua de bronce y habla lengua de ave, ruegos tímidos, imperativos de mar. No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave: ¡lo tendrás que hospedar! Gasta trazas de dueño; no le ablan…
 
No estés lejos de mí un solo día, porque cómo, porque, no sé decirlo, es largo el día, y te estaré esperando como en las estaciones cuando en alguna parte se durmieron los trenes. No te vayas por una hora porque entonces en esa hora se juntan las gotas del desvelo y tal vez todo el humo que anda buscando casa venga a matar aún mi corazón perdido. A…
 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: " La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tan…
 
Velloncito de mi carne que en mi entraña yo tejí, velloncito friolento, ¡duérmete apegado a mí! La perdiz duerme en el trébol escuchándole latir: no te turbes por mi aliento, ¡duérmete apegado a mí! Hierbecita temblorosa asombrada de vivir, no te sueltes de mi pecho, ¡duérmete apegado a mí! Yo que todo lo he perdido ahora tiemblo hasta al dormir. N…
 
Día internacional de la No Violencia Contra la Mujer, el pasado 25 de noviembre. Algunos datos y cifras importantes sobre la violencia contra el sexo femenino. Nos mudamos a blip.tv ¡Pueden encontrarnos en itunes store "Mar de Sueños" para la segunda temporada!
 
El 7 de Octubre de 2010 fue anunciado el peruano-español Mario Vargas Llosa como Premio Nobel de Literatura. Felicitamos a los peruanos y le hacemos un homenaje a este famoso escritor latinoamericano. Musica de fondo de Ivann, músico colombiano.*
 
Roudoudou Hirons (Léase Rududú) desde Ciudad de México, y Mathias McKeenan desde Minas, Uruguay, nos comparten mas información e historias de los pensadores argentinos Daniel Jorge Martínez y Jorge Bucay. La semana pasada fuimos elegidos entre los mejores podcast de la semana por www.ivoox.com
 
Roudoudou (Rududú) Hirons desde Ciudad de México, y Mathias McKeenan desde Minas, Uruguay, nos hablan de dos pensadores o médicos del alma argentinos, escritores de libros, oradores, filósofos de nuestro tiempo. Daniel Jorge Martínez y Jorge Bucay. Disfruta sus consejos y reflexiones.
 
Lo que odio de mi amor: las cosas que odiamos que haga nuestro amigo, novio, pareja o esposo. ¡Cositas que nos desesperan y por las cuales deseariamos ahorcarlos! Entrevista y audiomensajes. Música Ivann (jamendo.com) y Franco Reins (canción tema Mar de Sueños- www.francoreins.com)
 
Homenaje póstumo a José Saramago, escritor portugués fallecido el 18 de junio del 2010. Ganador de premio nobel de literatura por "Ensayo sobre la ceguera" en 1998 y con muchas obras destacadas como La balsa de piedra, Evangelio según Jesucristo, Caín entre otras, y muchos premios recibidos ...
 
Loading …

Guia de referencia rapida

Google login Twitter login Classic login