Jóvenes diabéticos corren más riesgo de suicidio y de trastornos psiquiátricos

2:50
 
Compartir
 

Manage episode 277116677 series 2821180
Por RCI | Español descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Las investigadoras principales, las endocrinólogas canadienses Marie-Eve Robinson Robinson y Meranda Nakhla, atribuyen los resultados de su estudio, en parte al hecho de que entrar en la edad adulta es una fase del desarrollo de los jóvenes en el que sus habilidades de autonomía son puestas a prueba, lo cual les causa importantes desequilibrios emocionales.

Escuche el reportaje:

Escuche ES_Morcelage_1-20200204-WMS10

Los resultados de la investigación Riesgo de trastornos psiquiátricos e intentos de suicidio en adultos jóvenes con diabetes, pueden parecer sorprendentes. Los diabéticos entre 15 y 25 años de edad corren tres veces más el riesgo de cometer suicidio que los no diabéticos de la misma edad, y casi 1,5 veces más probabilidades de sufrir un trastorno del estado de ánimo.

«Estamos hablando de trastornos del estado de ánimo, como la depresión o la ansiedad, que pueden afectar el manejo de la enfermedad.

El hecho de que tengan un mayor riesgo de problemas de salud mental también los pone en mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes y de hospitalizaciones.»Dra. Meranda Nakhla, una de las autoras principales del estudio, endocrinóloga pediátrica del Hospital Infantil de Montreal

«Tener una enfermedad crónica como la diabetes hace que esta etapa sea mucho más compleja», dice la Dra. Nakhla.

Además de ocuparse de múltiples prioridades, como ir a la universidad, invertir en su vida social, trabajar y encontrar un/a compañero/a de vida, los jóvenes diabéticos tienen que dedicar tiempo a controlar su enfermedad crónica.

«Los adultos jóvenes con diabetes deben asumir la plena responsabilidad de controlar su diabetes.

Ésto puede representar una transición difícil cuando los que los cuidaban antes (los padres generalmente) les han prestado un apoyo importante durante la infancia y la adolescencia»Dra. Marie-Eve Robinson, endocrinóloga pediátrica del Hospital Infantil de Eastern Ontario y primera autora del estudio

El estudio liderado por Meranda Nakhla, quien también es científica del Programa de Salud Infantil y Desarrollo Humano del Centro de Salud de la Universidad McGill, fue hecho utilizando datos del Sistema Integrado de Vigilancia de Enfermedades Crónicas del Instituto Nacional de Salud Pública de Quebec. La cohorte estudiada incluía a adolescentes y jóvenes adultos de la provincia canadiense de Quebec: 3.544 con diabetes y 1.388.397 sin diabetes.

(Foto: ©iStock/Branimir76)

Los resultados fueron publicados recientemente en Diabetes Care y fue realizado de forma colaborativa entre el Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill de Montreal, del Hospital Infantil de Eastern Ontario y del Instituto Nacional de Salud Pública de Quebec muestra que en la provincia de Quebec (Canadá).

La investigación Riesgo de trastornos psiquiátricos e intentos de suicidio en adultos jóvenes con diabetes, comparó el riesgo de trastornos psiquiátricos en adolescentes y adultos jóvenes con diabetes de tipo 1 (DM1) con la población no diabética de la misma edad.

«Nuestro estudio llena un importante vacío de investigación, ya que es el único que muestra la necesidad de más apoyo a la salud mental de los jóvenes adultos con diabetes para ayudarles a pasar esta etapa de la vida cuando pasen de la atención pediátrica a la atención de adultos. »»Dra. Marie-Eve Robinson, endocrinóloga pediátrica del Hospital Infantil de Eastern Ontario (CHEO) y primera autora del estudio

Sus conclusiones subrayan la importancia de identificar los trastornos psiquiátricos en los adolescentes y adultos jóvenes con la enfermedad y de aumentar el acceso a los servicios de salud mental durante este vulnerable período de transición.

Más de 300.000 canadienses viven con diabetes de tipo 1 que es diagnosticada cuando el cuerpo produce poca o ninguna insulina. lo que dificulta la regulación de los niveles de azúcar en la sangre. Vivir con esta enfermedad requiere un control constante de los niveles de glucosa en la sangre, cambios en la dieta e inyecciones de insulina de por vida. Incluso si siguen las órdenes de su médico religiosamente, las personas con diabetes tipo 1 corren el riesgo de sufrir complicaciones graves como enfermedades cardiovasculares, daños en los ojos, los riñones y los nervios, e incluso amputaciones.

Fuentes: Asociación Canadiense de Diabetes / Instituts de recherche en santé du Canada

Otras investigaciones canadienses

Aunque la causa exacta de la enfermedad sigue siendo desconocida, una compleja interacción entre los genes, la dieta y las bacterias puede estar detrás. Un estudio del Dr. Fraser Scott sugiere que una proteína bactericida llamada péptido antimicrobiano de catelicidina podría estar involucrada en la DM1, por lo que comenzó a examinar su función en el tracto gastrointestinal de los animales que desarrollan diabetes.

«Se supone que nuestro sistema inmunológico protege nuestros cuerpos de las amenazas, pero en las personas con T1D, erróneamente ataca y destruye las células productoras de insulina en el páncreas.

Por eso la diabetes es llamada una «enfermedad autoinmune»Dr. Fraser Scott, científico principal de los Institutos de investigación sobre la Salud de Canadá

Durante este trabajo de laboratorio, el equipo del profesor Fraser, quien también trabaja en el Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa y es profesor de la Universidad de Ottawa, hizo otro descubrimiento asombroso: el péptido antimicrobiano de la catelicidina estaba presente no sólo en el intestino, sino también en el páncreas.

¿Qué haría un péptido que mata bacterias en una parte del cuerpo que está libre de bacterias?

Entonces se dio cuenta de que este péptido podría hacer algo más que matar bacterias. Y de hecho, se descubrió que ayudaba al páncreas a regenerarse y a producir insulina.

Intrigados, el Dr. Scott y su equipo avanzaron en su investigación y aprendieron que cuando el péptido fue inyectado en ratas diabéticas, generó nuevas células beta productoras de insulina que podían reemplazar a las que fueron destruidas.

«La mayoría de las investigaciones existentes sobre la DM1 se centran únicamente en la inhibición del sistema inmunológico para que no se ataque a sí mismo. Necesitábamos una investigación centrada no sólo en inhibir el sistema inmunológico para que no se ataque a sí mismo, sino también en regenerar las células beta destruidas. Nuestro descubrimiento [que probó] que el péptido antimicrobiano catelicidina puede desempeñar un papel en la reducción de la inflamación en el intestino y en la regeneración de estas células, representa un hito importante en la investigación de la diabetes»Dr. Fraser Scott

Aunque esta investigación se encuentra todavía en sus primeras etapas, otros grupos han hecho descubrimientos complementarios similares en un modelo animal diferente, lo que justifica en gran medida la necesidad de realizar más estudios preclínicos.

RCI con informaciones de Hospital Infantil de Eastern Ontario, Programa de Salud Infantil y Desarrollo Humano del Centro de Salud de la Universidad McGill, nstituto Nacional de Salud Pública de Quebec, Asociación Canadiense de Diabetes, Instituts de recherche en santé du Canada

93 episodios