🇧🇴 Por qué la transición energética en Bolivia enfada a las comunidades indígenas

10:15
 
Compartir
 

Manage episode 304882151 series 2993798
Por Emilio Doménech descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
18 de octubre | Nueva York
Hola, maricoper. Presas con polémica.
Bienvenido al maricoffee, una columna y dos titulares de actualidad para empezar bien informado la semana —con podcast narrado.
Si te gusta el formato, puedes recibir entregas similares los martes, miércoles y jueves con una suscripción premium con la que apoyarás el proyecto periodístico independiente de La Wikly:
Leer esta newsletter te llevará 5 minutos y 22 segundos.
El baile del calamar. Bienvenido a La Wikly.
🇧🇴 Amenaza hidroeléctrica
Por Anita Pereyra
Lo importante: más de 200 personas de 22 pueblos indígenas de tierras altas y bajas de Bolivia se reunieron recientemente en el III Congreso de integración en defensa de la vida y el territorio para consolidar una unidad y una estrategia en defensa de sus territorios y las áreas protegidas del país.
Proyectos y actividades extractivistas como la minería, hidrocarburos, hidroeléctricas, monocultivos y avasallamientos, son las actuales problemáticas que estos pueblos enfrentan y que llevaron a definir una estrategia conjunta de demanda y defensa.
Principalmente, rechazan todos los planes que avalan la deforestación y las quemas permanentes en sus territorios. Además, demandan mayor acceso a la información respecto a los planes gubernamentales.
También se analizó la importancia de la libre determinación, la autonomía, el autogobierno, la justicia indígena y la representación política y social de los indígenas.
Contexto: el gobierno de Bolivia lleva varios años intentando apostar por proyectos de construcción de hidroeléctricas que ayuden al país a depender menos de combustibles fósiles y reemplazar la energía por fuentes renovables como el agua.
¿Cómo? Una de estas iniciativas es el proyecto hidroeléctrico de Rositas, pieza integral de la Agenda Patriótica 2025, el plan del presidente Evo Morales para convertir a Bolivia en el centro energético de la región.
El proyecto de Rositas está diseñado para generar unos 600 megavatios de energía, que equivalen a la mitad del consumo de todo el país y alimentarían una red nacional que hoy genera 1400 megavatios —superando en 200 megavatios la demanda actual del país.
A la par, la presa permitiría irrigar 164.000 hectáreas de producción agrícola, abastecería de agua potable a la ciudad de Santa Cruz y disminuiría el riesgo de inundación en la zona situada aguas abajo de la presa, según el exministro de Energía Luis Alberto Sánchez.
En contra. El proyecto hidroeléctrico implicaría fuertes impactos socioambientales, incluyendo el reasentamiento de al menos 12 comunidades que viven de la ganadería lechera y la agricultura.
La preocupación de estas comunidades campesinas comenzó en 2012, cuando un primer estudio de factibilidad mostró que el área inundada sería de al menos 45.000 hectáreas.
Desde entonces, hasta 500 familias han manifestado su oposición a la eventualidad de dejar las casas que han ocupado durante 40 años para tener que volver a empezar en otro lugar.
En diciembre de 2016, reunidos en la comunidad indígena de Tatarenda Nuevo, los pobladores emitieron un voto rechazando la construcción del proyecto por cómo afectaba directa e indirectamente a sus poblaciones.
Su principal queja ha sido la ausencia del proceso de consulta previa e informada con ellos, tal y como establece la Constitución de Bolivia, y las consecuencias que implicarían un desplazamiento forzado.
A lo que se suma la preocupación entre científicos ambientales por el impacto que podría tener el proyecto en ecosistemas como los bosques húmedos de la cuenca del río Grande.
De igual manera, el proyecto de la hidroeléctrica Bala-Chepete desplazaría a más de 100 comunidades de pueblos indígenas e inundaría más de 700 kilómetros cuadrados.
Aunque estos dos proyectos están en “pausa”, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) ya está ejecutando otros proyectos hidroeléctricos similares, uno en la cuenca del río Ivirizu (Cochabamba) y otro en Quime y Cajuata (La Paz).
¿Y ahora? A finales de septiembre, centenares de manifestantes culminaron una caminata de más de 500 kilómetros que duró casi cuarenta días en defensa de los territorios ancestrales indígenas. También presentaron una lista con 15 demandas.
Las principales son la anulación de todas las normas legales que permiten asentamientos de nuevos colonos, un decreto para asignar un porcentaje de dividendos por la explotación petrolera y de gas, y la anulación de todos los proyectos hidroeléctricos en sus tierras.
Más información en DW.
🇺🇸 Muere Colin Powell
Lo importante: Colin Powell, una de las figuras clave en la seguridad nacional de Estados Unidos durante décadas, falleció este lunes a los 84 años por complicaciones de Covid-19.
Tenía la pauta de vacunación completa, pero padecía desde hace años mieloma múltiple, un cáncer de la médula ósea.
¿Quién? Powell fue Consejero de Seguridad Nacional durante la administración de Ronald Reagan, Presidente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses durante la Guerra del Golfo y Secretario de Estado en la presidencia de George W. Bush.
Suyo fue el discurso de 2003 frente a las Naciones Unidas en el que presentó informes de inteligencia sobre la supuesta producción iraquí de armas de destrucción masiva para justificar la posterior Guerra de Irak.
Informes de inteligencia que probaron ser erróneos —o falsos, según a quién preguntes.
Curiosidad: pese a que fue miembro del partido republicano durante décadas, Powell apoyó las candidaturas de los demócratas Barack Obama en 2008 y 2012, Hillary Clinton en 2016 y Joe Biden en 2020.
En 2008, ya argumentaba que su partido se estaba escorando demasiado hacia la derecha.
Más información en The Wall Street Journal.
🇨🇳 Frenazo económico
Lo importante: La economía china pegó un frenazo en su recuperación económica en el último trimestre a causa de la crisis energética y los problemas del sector inmobiliario.
¿Cómo? El producto interior bruto creció solo un 4.9 por ciento en el tercer trimestre del año, un descenso importante con respecto al crecimiento del 7.9 por ciento que se registró en el segundo.
Eso sí: la desaceleración encaja con las previsiones de los expertos.
¿Por qué? Parte del resultado se debe a la iniciativa del gobierno de Xi Jinping de reducir los riesgos financieros derivados de su habitualmente voraz mercado inmobiliario, que representa una cuarta parte de su PIB.
Te hablamos de los problemas de deuda del gigante inmobiliario chino Evergrande en esta otra edición de La Wikly.
Más información en Bloomberg.
En otro orden de cosas, este lunes no habrá stream en Twitch porque estaré de viaje de vuelta a Nueva York después de pasar el fin de semana en Miami, jejej. Volveré el martes para un directo de Newtral sobre el debate en torno a la baja por paternidad en EE. UU.
Si quieres apoyar este proyecto, y de paso tener acceso a nuestra comunidad de Discord, los eventos exclusivos que organizamos allí y recibir contenido exclusivo tres veces a la semana, puedes apuntarte a La Wikly Premium aquí:
Feliz semana,
This is a public episode. Get access to private episodes at www.lawikly.com/subscribe

102 episodios