Zinecalzon público
[search 0]
Más

Download the App!

show episodes
 
Loading …
show series
 
Vives en el río de los pájaros. Cómo. Sí, tototl significa pájaro y apan, río: Totolapan, el río de los pájaros. Eso sí que no lo no sabía... y he vivido aquí todo el tiempo. Chale. Y ahí donde nos vimos se llama Magdalena Atliltic: atl significa agua y tliltic significa negro; es decir, Magdalena de las aguas negras u oscuras. Será por el tono que…
 
Hacía unos minutos estabas jalando vergas con un grupo de desconocidos alumbrados solo por la luz de televisiones viejas con videos de porno marica y de pronto corrías con ese hombre que te enloquecía en un ex aeropuerto intentando encontrar un escondite para coger desnudos al aire libre entre montículos hechos con chatarra y maderas viejas bajo el…
 
Corremos de donde estamos a la siguiente sombra. Un árbol. Me mira con sus ojos azules enormes. Barba dorada de tres días. Bronceado de surfero. Piel rojiza requemada por el sol. Le golpeo suavemente el escroto para que le bailen un poco los huevos debajo del short. Se ríe. Buscamos un sitio ahora, le pregunto. Yo digo que ahí detrás. Ok, sígueme. …
 
Saco ese calzón sucio verde fluorescente de mi cangurera y el condón sobrante de los tres que llevaba cuando salí del hotel hace cinco horas. Lo huelo. Huele a él. Huele al sudor de sus huevos y de su culo. La luz está apagada. Aunque mi cuarto está en tinieblas profundas, sigue en mi mente el sol anaranjado que se eleva sobre el Nilo e incendia el…
 
"Good evening, Sir", te dice una sombra a la que por poco pasas de largo dentro de una caseta de seguridad. Sonríes, lo saludas. Te sostiene la mirada y te vuelve a sonreír. "Good evening", le respondes. Te mira de arriba a abajo, luego a los ojos y te dice: "Enjoy your stay". Éste quiere tema, piensas; que si alguien ya se la sabe eres tú.…
 
En la cogida más anónima puede haber océanos infinitos de intimidad. Para mí, todo esto ––esa cama donde acabamos de coger, esta mesa, esta comida alucinante, tú, Amila, tú, Anusha y yo, aunque sea la última vez que nos veamos en nuestras vidas–– es la intimidad absoluta. Éste es el amor infinito e inconmensurable. Esto, sólo esto. Aquí. Ahora. Nos…
 
Hacía un rato que no me dolía el culo por coger. Es como el dolor post-ejercicio: sabes que está ahí y existe a cambio de un bien, de algo que hace bien al cuerpo y al alma. Hace veinte minutos seguíamos en mi habitación. El ventilador soplaba sobre nuestros cuerpos desnudos y cubiertos de la corrida explosiva que él se había aventado diez minutos …
 
Grindr no existe. Dirty Roulette no existe. Nada que atente contra el islam existe. Y qué mejor, la verdad. A mayor represión, mayor puterío hay por ahí. Además, sentí cómo esa parte de mi cerebro se reactivaba. Sí, la parte que uno usa cuando no tiene que tocar un perfil en una pantalla, escribir tres frases (o cien) y coger. La parte que requiere…
 
Vas a pasos lentos hacia ahí. Él te sigue unos metros detrás. Esas corrientes de lava que ya te invadían fluyen ahora por tus piernas, tu cara y tu próstata sin tregua y sin control. Lo devorarás. Te engullirá como el cataclismo a Herculano en este mismo suelo dos mil años atrás. No quedará una piedra sobre la otra. Una sola piedra no quedará.…
 
Perdóname por hacerte esperar, es que llegó paciente sin avisar y pues hay que atenderlos. Así que te tocó trabajar en el Reclusorio. Órale, y de qué trabajas, eres abogado o qué. No, entonces qué eres. Ah, qué chingón. A poco hablas alemán. No, yo a penas el inglés, la verdad. Es más guapo de lo que parecía en las fotos. Tiene unos ojos hermosos. …
 
Le preguntarás que si tiene novia. Le temblará la voz, pasará saliva y te levantará la mano derecha con una sortija dorada en el anular. Te dirá que sí, que tiene una esposa y esquivará tu mirada. Te preguntará que si tienes novia... o novio y no habrá vuelta atrás porque tu verga estará dura como piedra y no podrá ya ignorarla.…
 
Cubiertos de semen, permanecimos en silencio. Apoyé mi cabeza sobre su axila. Se quitó su rosario y me lo dio. Le pregunté si rezaba. Me dijo que sí. Le dije que me enseñara algunos rezos. Repitió algunos mientras yo veía cómo mi semen y el suyo, mezclados, fluían lentamente desde nuestros pechos hasta gotear sobre las sábanas.…
 
Él tiembla. Su respiración se acelera. Se acerca cada vez más a mí haciendo como que se esmera en dejar el suelo impecable. Oigo el aire entrar y salir cada vez más rápido por sus poros. Luego de varios minutos y de trapear tres veces todo el suelo, mira hacia los lados como para asegurarse de que en ese baño vacío y escondido no haya nadie husmean…
 
Setenta y cinco pesos, joven. A ver. Aquí tiene. No tiene cinco. Es que no tengo cambio. Ahí a la vuelta si no. Ya qué. Camino por un pasillo largo y angosto. Azulejos viejos, enmohecidos. Paso de largo un compartimento tras otro. Pequeñas cabinas con puertas viejas de madera. Si me sentara en una cabina de éstas, las paredes empezarían a hablarme.…
 
Miro la hora. Me quedan veinte minutos. A ver cuánto tarda el tren. Claro, es viernes a mediodía. Está hasta su madre esto. Qué serias se ven esas señoras del andén de en frente. Irán hartas de la semana y todavía pensar en ir hasta Ecatepec o a Nezahual… Oye, tú. Uf. Qué rico uniforme. [Texto completo en zinecalzon.tumblr.com]…
 
Camino rápido. Cómo pude salirme sin al menos una sudadera. Son las nueve, ¿cómo puede hacer tanto frío? Paso el puesto de gorditas y pienso en volver tan pronto haya acabado. Llevo esos shorts verde oscuro que son poco más que un calzón y una playera sin mangas, entallada. [Texto completo en zinecalzon.tumblr.com]…
 
Me senté. Observé fascinado los azulejos blancos del año del caldo y las instalaciones con pinta de carnicería. Había una sala, la más grande, con regaderas sin cortina. Vi algunos cuerpos jóvenes, otros viejos; unos firmes y algunos otros flácidos. Algún pene erecto por ahí que se distinguía detrás de la espuma de un jabón de barra. ¿Quiere un mas…
 
República de Cuba. Puesto de tacos. Amo el edificio. ¿Y éste quién es? Cuarto piso. ¿Será el quinto? Quiero tomar una foto. Toc toc. Pensé que no venías. No tengo batería. Olor a comida. ¿Y ése pelando cebollas? Se ve mejor que en fotos. Estoy en casa de mi amigo. Es la primera vez que traigo weyes. Qué rico chacal. Cama destendida. Olor a ropa suc…
 
Pongo 50 pesos en la hendidura del mostrador, por debajo del vidrio. Detrás, hay una mujer inesperadamente bien arreglada – incluso elegante – de unos 60 años mirando algo en su celular. Me pregunto cómo llegó a ser la persona de la taquilla de un cine porno. Me da mi boleto con tanta indiferencia como puede; y vuelve en seguida a su celular. [Text…
 
Loading …

Guia de referencia rapida

Google login Twitter login Classic login