Radiohead, la banda que rompió los moldes

1:01:13
 
Compartir
 

Manage episode 297178253 series 2643908
Por Cadena SER and SER Podcast descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

En los años noventa pasaron muchas cosas en la música. La explosión del grounge, la respuesta del britpop, el nacimiento del indie en España y la explosión de las boy bands y las girl bands, al margen de todo eso transcurrió la carrera de Radiohead, una banda que golpeó fuerte con su primer disco y que tuvo que pelear contra sus propios demonios y contra las etiquetas de la época para seguir su propio camino.

Entre 1993 y el año 2000 Radiohead publicó cuatro discos, en esos cuatro trabajos está lo más destacado de la banda inglesa, una colección de canciones que los consagró como una banda diferente, compleja y tremendamente influyente.

El éxito de Creep marcó de una manera determinante a Radiohead que terminó detestando su primer disco. “Nos pilló totalmente por sorpresa. No teníamos ni idea. Cuando grabamos el primer disco pensábamos en vender 10.000 o 20.000 copias girando por Reino Unido con los discos en el maletero del coche y luego a los 3 o 5 meses grabar otro disco”, explicaba Ed OBrien unos años después.

El éxito de Pablo Honey provocó a la banda más dudas que certezas, pero en esas llegó a sus vidas un tipo clave: el productor John Leckie, que dio a la banda seguridad a la hora de encarar The Bends, su siguiente trabajo. “John es un hombre maravilloso y nos enseñó a usar el estudio. Cuando empezamos a grabar estábamos mal anímicamente y él fue capaz hacer que el estudio fuese un lugar agradable de trabajo. Una de las cosas por las que le estaré eternamente agradecido es que hiciese que el estudio no fuese un silencioso laboratorio de ciencia. John le quitó todo el misterio a la grabación e hizo que fuese algo que disfrutamos tanto como tocar”, explicaba Thom Yorke en un documental sobre el grupo.

La segunda entrega reafirmó al grupo y les dio algo de confianza para seguir su propio camino, a buscar ese sonido que los separaba de sus coetáneos británicos. Toda esa búsqueda eclosionó con su tercera entrega, el eterno OK Computer,

606 episodios