Possessor

1:16:40
 
Compartir
 

Manage episode 302385135 series 2821283
Por Carolina Arriaga and Carolina Arriaga and Rael Aguilar descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

The Possessor:

  • Secuelas: NA.
  • Recaudación: 900k USD.
  • Año: 2020.
  • Director: Brandon Cronenberg (hijo de David Cronenberg).
  • Actores: Andrea Riseborough (Tasya, “The Grudge”, “Birdman”), Christopher Abbott (Colin, “It comes at Night”, “The Sinner”), Tuppence Middletone (Ava, “Sense8”, “The Imitation Game”) y Jenniffer Jason Leigh (Girder, “Single White Female”, “Hateful Eight”, “Annihilation”, “The Woman in The Window”).


El póster:

Yo les comenté que no podía ver la película por la portada, me daba miedo. Cuando empecé a verla me sorprendí de que esa imagen tan terrorífica no aparecía en la película (al menos al comienzo) y me atrapó la historia. A pesar de estar llena de gore, abre con muchos misterios, por lo que te quedas enganchado para saber qué sucede.

Influencias:

Brandon Croenenberg dice que hubo tres piezas que motivaron su trabajo:

  • El libro de José Delgado, de 1970, “Control físico de la mente: Hacia una sociedad psicocivilizada”. El autor era un profesor español que se especializó en neurofisiología en la universidad de Yale. Los intereses de José Delgado se basan en el uso de señales eléctricas para crear respuestas en el cerebro. Trabajó primero con gatos, luego chimpancés y finalmente humanos. Parte de su trabajo incluye un stimoceiver, un radio que se une a un estimulante cerebral con un receptor que monitorea las ondas electromagnéticas y envía señales por medio de canales de radio. Al utilizar este aparato, el doctor Delgado encontró que podría generar emociones y reacciones físicas específicas. Por ejemplo, el mover un brazo o cerrar el puño. Incluso hubo un paciente que le dijo al no poder controlar los estímulos eléctricos que el doctor realizaba en su cuerpo: “doctor, creo que su estímulo es más poderoso que mi voluntad”. También encontró un área llamada “septum” que, al aplicarle electricidad, generaba sensaciones de euforia. Se pueden inducir movimientos, la hostilidad desaparece (o aparece), puede cambiar la jerarquía social, el comportamiento sexual, las memorias, las emociones y el pensamiento.
  • La otra influencia fue el propio cortometraje del director: “Please Speak Continuously and Describe Your Experiences as They Come to You”. Trata de una mujer internada en un psiquiátrico que describe a su doctor los sueños que tiene.
  • El director dijo que se inspiró en la película “Ópera” de Dario Argento para algunas partes de su película.


¿De qué trata la película?

La historia sucede en Inglaterra, en Londres, en un futuro que podría verse muy cercano a nuestra época y donde una empresa tiene la capacidad de poseer a través de la tecnología a las personas a fin de realizar asesinatos. Tenemos a Tasya, quien es una asesina a sueldo dentro de esta empresa. Sabemos que es una persona bastante fría, con problemas familiares: tiene una expareja y una hija. Además, vemos cómo su personalidad tiene dificultades para “encajar” en el concepto de madre –¿por su pasado? ¿Por los hechos que vive al ser asesina? ¿O simplemente porque hay algo mal dentro de su mente?–. Todo esto, como espectadores, nos lleva de la mano a experimentar lo que Tasya vive y, en particular, el momento en que una de las posesiones termina mal, no puede tener el control al 100% de su víctima, por lo tanto, los recuerdos e identidades se mezclan de forma confusa. Así es como conoce el pasado de su víctima –Colin– y él conoce el suyo, dónde vive, su familia.

¿Cuál fue la contribución de la película al cine de horror?

La película tiene una mezcla muy interesante, a mí me gusta mucho la ciencia ficción y cuando lo mezclan con el horror de formas interesantes o innovadoras, es algo que me agrada.

Los miedos en la actualidad:

Aunque la película tiene un alto contenido gore, queda claro que de allí no emana la fuente principal del miedo. Para mí, trae a primer plano una serie de preguntas que no se habían explorado en los temas de posesiones antes:

  • El origen de los demonios: si bien, en la religión se habla de que los demonios están en el infierno y quieren invadir nuestro mundo, sostienen que, en ciertas fechas, como el 31 de octubre o el 2 de noviembre, se abre un umbral que conecta nuestros planos y vienen a visitarnos. Rara vez el tema de la posesión ha salido del aspecto religioso. Casi siempre se habla de libros viejos, conjuros o ritos que abren un portal o incluso, seres que nunca pudieron irse de nuestro mundo, el mundo de los vivos. En “Possessor” se explora el origen científico, que no descarta la existencia del religioso, simplemente expande el mundo de posibilidades.
  • Uno de los puntos principales es que los demonios no vienen del infierno, ya están en nuestro mundo. No están muertos, viven entre nosotros. Es a través de la tecnología que pueden habitar otros cuerpos y realizar actos terribles, como asesinar.
  • A diferencia de otros demonios religiosos, que simplemente quieren ver sufrir a los demás, como en “El exorcista”, con el demonio Pazuzu, no tienen más finalidad que hacer el mal porque pueden. En “Possessor”, vemos una intencionalidad estratégica guiada por el mismo mundo en donde vivimos, preso del dinero y el poder, y cada posesión busca incrementar el poder y economía de alguien –la empresa o quien sea que los contrate–. Esto sin poder ser nunca acusados por un sistema legal que no cree en las posesiones como las conocemos, y que, al desconocer la tecnología, puede ser engañado por los aparentes “suicidios”. Lo que importa es tener una historia que contar. En este caso, toman a la pieza más débil, Colin, alguien que no viene de una familia adinerada, que está bajo estrés y que tiene arranques inestables. Así lo secuestran para agregarle un implante que les permita realizar la posesión.
  • Creo que, en esta época, el miedo que se refleja es a las personas mismas y a esta avaricia de las corporaciones por volverse inmunes, invencibles al mundo, mientras los ciudadanos, en ignorancia, son manipulados.
  • Transgresión a los roles femeninos: vivimos en una época donde ha ido en aumento una ola de ideologías que buscan desprender a la mujer de sus roles femeninos históricos. Una mujer, por lo general, no es bien vista como un asesino serial, sino como una buena madre. En muchos lugares, una mujer no se convierte en mujer hasta que tiene familia. La transgresión mayor es de una madre al negar a sus hijos. En “Possessor” vemos el dilema que tiene Tasya en aceptar el rol de madre a pesar de que no está hecha para serlo. Me recuerda un poco la película de “Tenemos que hablar de Kevin”.
  • Prefiere dedicarse a su trabajo, se ve embebida en superar los niveles internos. Está orgullosa de lo que hace, e incluso, le hacen pruebas para ver que sea ella.
  • Las pruebas demuestran que sigue teniendo un tipo de empatía social, por ejemplo, cuando cuenta la historia de su padre y su regalo.
  • Su prioridad es su trabajo, no su familia. Continuamente les falla en las promesas que hace. Esto es un estereotipo aceptado en los papás. Las películas por lo general nos muestran este tipo de personaje en un hombre y de cierta forma es aceptado. Considero necesario reflexionar en cómo percibimos a Tasya, qué tipo de reacciones nos provocó su actitud y cómo hubiéramos respondido si el personaje hubiera sido un hombre.
  • A pesar de la transgresión a los roles femeninos, no significa que ella quisiera ser hombre. No. Simplemente, se aparta de la visión tradicional de los roles femeninos.
  • La identidad: ¿quiénes somos? Esta es una película del poseído Colin. Sus memorias no son suyas, sus comportamientos no son suyos. Pero está ahí, latente, viendo como espectador y recordando lo que hizo, pero no el porqué. Esto es otro terror social que existe, pues podemos platicar sobre no saber dónde encajar, no saber por qué reaccionamos como reaccionamos a nuestro entorno, cuando las personas tienen un arranque de ira, o quien está haciéndose daño a sí mismo y no puede detenerse.
  • También la fantasía de vivir la vida de otro, ¿qué pasaría si pudiéramos? Imagina que esa tecnología saliera del secreto corporativo y se volviera algo al alcance de cualquier persona. Literal, podrían robarte la vida. Lo vemos en redes sociales, cuentas hackeadas y que ahora en un mundo virtual, no sabes quién está del otro lado. También en mundos de realidad virtual, no sabes quién es la persona detrás de la cáscara que nos muestran. Creo que esta película transforma este tipo de miedos que existen en la sociedad actual y lo lleva a un entorno corporativo, capitalista, político.
  • La presión del trabajo: el estrés que conlleva ser exitoso y lo que puede significar en el núcleo familiar. Es decir, te vas perdiendo y todo eso transpira en tu familia. La negatividad te invade a ti y a los tuyos, hasta destruirlos. ¿Cuántas personas se vuelven workoholics para poder ganar más dinero y tener más oportunidades para su familia a costa de terminar alienado de ella debido a largas horas de trabajo?
  • Hiperviolencia: estalla contra personas que no conoce.


Inspiración de ideas locas (expandir la posesión):

Lo que me gusta de la película es que no cae únicamente en la parte gore para mostrar lo terribles que somos los seres humanos. Me gusta el giro a la explicación de las posesiones. ¿Quién asegura que estas no pueden ser aliens que logran irrumpir en nuestro plano? Imagina como se comporta un videojugador en los mundos abiertos, poniendo a prueba sus poderes solo porque puede. ¿Quién asegura que no seamos nosotros una versión avanzada de un jugador con inteligencia artificial superior? Actuamos con consciencia, pero igual otra entidad más grande puede poseernos y hacer lo que quiera con nosotros. O bueno, ya más centrado a lo que vimos en “Possessor”, ¿no existe la posibilidad de que las mismas corporaciones guarden secretos tecnológicos para intereses propios y no de la comunidad? Esto nos lleva a evaluar los vicios que existen en el mundo y que el infierno ya no es otro plano, sino el lugar donde vivimos.

El final:

Hubo un detalle que me pareció irritante. A lo largo de la posesión vemos cómo el director utiliza los reflejos para indicar quién está dentro de Colin. Sin embargo, hay momentos en que es confuso. Por un lado, puede ser un intento deliberado del director, por otro, creo que pudo haber sido una falla de la actuación. ¿Por qué? La razón son las mañanas o costumbres de Tasya, donde se ve muy fría, fumando, moviéndose muy lento… Todo esto son cosas que cuando las vemos en Colin, reconocemos que es Tasya. Pero ¿Colin no tenía sus mañas? Nunca llegué a conocerlo, no pude diferenciar (salvo las veces que estuvo muy evidente por los reflejos) quién era quién. Me hubiera gustado mayor diferenciación.

Créditos:

Radio Horror es producido por Caro Arriaga y Rael Aguilar.
Edición por Matías Beltrando desde Destek Soporte.

Música:

Closing Theme Hounds of Love por Dan Luscombe (Intro), Insiders por Joe Crotty (Intro), Patchwork por Patchworker f.k.a. [friendzoned] (Spoilers) y Nightlong por FSM Team (Outro).

★ Support this podcast on Patreon ★

89 episodios