2 Timoteo 2:8-13 • Por qué sufrir por el ministerio

34:53
 
Compartir
 

Manage episode 273794784 series 1552607
Por Impacto San Pedro Sula descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Hace dos semanas estuvimos viendo el llamado que Pablo le hizo a Timoteo a fortalecerse en los recursos de gracia que se encontraban en Cristo para poder llevar a cabo el ministerio que Dios le había encomendado. Y es que ciertamente Timoteo necesitaría el poder de Dios para mantenerse firme en la doctrina y sin claudicar en la labor de reforma que la iglesia en Efeso tanto necesitaba. El trabajo de Timoteo en esta iglesia no era fácil, la iglesia se había inundado de mala doctrina y de todo tipo de impiedad. Confrontar todo esto requería que este joven pastor estuviera dispuesto a sufrir, pues sufrimiento seria exactamente lo que recibiría como un soldado fiel a la misión que el Señor Jesucristo le había encomendado. Sabiendo todo esto, Pablo animo a Timoteo a sufrir por la causa de Cristo. La potencial aflicción o la aflicción misma no debía detener el trabajo que Timoteo estaba llevando a cabo.

Sin embargo, el animo de Pablo no se quedo allí. En la sección que estaremos desarrollando el día de hoy veremos a Pablo dándole a Timoteo las razones por las cuales él debía sufrir por el ministerio.

Muchas veces nos hacemos la idea que hacer la obra de Dios nos traerá elogios, aceptación y reconocimiento. Sin embargo, en el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo y del apóstol Pablo vemos que recibieron rechazo, cárceles y calumnias. De la misma manera todos aquellos que en la historia han buscado servir a Dios con fidelidad han tenido que enfrentar todo tipo de oposición, y ciertamente nosotros no seremos la excepción. Sin embargo existen galardones que superan con creces cualquier aflicción que podamos atravesar y uno de ellos es la salvación de las personas.

Ojalá cada uno de nosotros pueda decir como Pablo:

"Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna."

206 episodios