Viendo A Lo Invisible – Pastor Nick Sutmaeir

38:02
 
Compartir
 

Manage episode 285038141 series 2868987
Por Arturo Muñoz descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Viendo a lo invisible

2 Corintios 4:16-18

16 “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;

18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

Hebreos 11:24-27 dice: Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, De la familia más rica de todo el país, rehusó ser nombrado hijo de la hija de Faraón, que pudiera tener todo lo que quisiera, siervos a su disposición, pero por la fe Moisés rehusó; escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, Escogiendo es una palabra importante porque al ver lo invisible, ver lo eterno es una decisión. Tenemos que decidir, tenemos que escoger. No es por accidente “ay ya tengo a Cristo veo a lo invisible” No, hay muchos cristianos que no pueden ver a lo invisible, yo les digo “cristianos turísticos”, andan por este mundo disfrutando, pero no están tomando en serio a lo invisible. Teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.

Lo que no se ve en la tierra puede lastimar a uno. Estamos viviendo en los postreros tiempos, tiempos peligrosos y necesitamos ponernos las pilas. Ninguno sabemos el futuro que tenemos. En esta vida cosas que no se ven pueden hacer una diferencia grande en nuestras vidas, por ejemplo, una patineta dejada en las escaleras que uno ve y eso puede cambiar la vida drásticamente, si uno la pisa; una bacteria invisible en el pollo no cocido; todos tomamos y hacemos cosas para prevenir y algo que no se ve nos lastima; el Covid en la mano de alguien que tiene tos, no se ve pero puede lastimar en gran manera y cambiar la vida drasticamente; un virus en la computadora puede hacer mucho daño; una acumulacion de colesterol en las arterias, no se ve, pero puede cambiar la vida drásticamente.

2 Timoteo 3:1 dice: También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Hasta el mundo perdido sabe que estamos viviendo en los postreros días, casi escuchamos las pisadas del Señor, la venida de nuestro Salvador está cerca. Viviendo esta vida en la luz de Dios, también hace una diferencia grande en nuestras vidas, viendo lo invisible hace una gran diferencia en la vida de cada cristiano.

Dice Hechos 16:16-25

16 “Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.

17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.

18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

19 Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades;

20 y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad,

21 y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos.

22 Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas.

23 Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.

24 El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.”

Pudieron detener a Pablo y a Silas de ir a la reunión de oración, pero no pudieron quitar la oración de ellos. ¡Gloria a Dios! Ellos recibieron azotes, la ley decía que eran treinta y nueve azotes. Imagina recibir treinta nueve azotes con varas, no era esto como algunos castigan a sus hijos, no eran ligeros, eran con ganas, peor que un chanclazo.

A medianoche, a lo mejor cuando salieron de todo el dolor que pasaron, Pablo y Silas empezaron a orar y dice que los pusieron en el calabozo y los pusieron con los más malos, con los de seguridad máxima, donde ponen a los criminales más peligrosos, y con los más bravos y estos dos predicadores estaban orando y cantaban himnos a Dios. Imagina a Pablo cantando: ¿Qué me puede dar perdón? y Silas cantaba: Solo de Jesús la sangre. En lugar de estarse quejando estaban cantando al Señor, con todo lo que tenían, con todo el corazón orando, siendo testimonio a los de a su alrededor, el carcelero tenía que ser duro al estar a cargo de esos prisioneros, no era un hombre suavecito. Cuando el terremoto pasó y se iba a matar Pablo le dijo “no te hagas nada, todos estamos aquí” y este hombre fue salvo.

Pablo y Silas estaban viendo algo invisible esa noche, pero a nosotros algo nos pasa y ya nos quejamos y decimos “¿por qué mi vecino me dio mala cara?”, “Cuando le di un folleto dejó de hablarme” Pero cuando vemos lo invisible, las cosas cambian.

Mateo 5:8 dice: Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. ¨La clave de todo esto es que tiene que tener el corazón limpio.

Miguel y Nadia tienen cinco niños chiquitos y ella tenía cáncer. Le encontraron cáncer cuando ella estaba embarazada de su hija más pequeña. Estuvo en el hospital y no pudo ver a sus hijos desde marzo del año pasado hasta hace dos semanas, porque en el hospital por causa de la pandemia nadie podía entrar, solo su esposo pero no siempre. Él escribió una carta y ella falleció el mismo día que él escribió esta carta, él sabía que el tiempo de su esposa era corto.

Estoy muy agradecido por quien es mi esposa.

Como persona, como cristiana, como esposa, como madre, como amiga y como ejemplo.

A lo largo de esta prueba, ella ha sido fiel mirando al Señor, manteniendo su corazón limpio.

La he visto acercarse tanto a Él.

Él dice en Santiago “acercaos a Dios y él se acercará a vosotros”

Puedo ver eso de manera muy evidente en la vida de mi esposa.

Hemos orando por la curación de esta enfermedad desde el principio,

hemos visto al Señor obrar tantos milagros durante este tiempo,

pero no nos ha dado sanidad.

Me recuerda a Pablo cuando el Señor dijo “NO, pero mi gracia es suficiente.”

El Señor verdaderamente nos ha rodeado de abundante gracia,

pero sentimos que su respuesta es No.

Pusimos a mi esposa en hospicio porque no pudo continuar recibiendo tratamientos

hasta que estuviera físicamente más fuerte.

El hospicio le ofrecía al cuerpo de mi esposa un descanso y una medida de comodidad.

Oramos para que dejara el hospicio para volver a los tratamientos en el hospital

Hace unos dos días el dolor de Nadia, pareció aumentar considerablemente.

Seguimos trabajando para mantenerlo en control,

pero ella estaba luchando mucho contra los dolores de cabeza y las náuseas

y no pudo retener nada en su estómago, ni la medicina, que provocó más dolor.

Estaban preocupados por su ingesta de agua porque todo seguía subiendo,

buscamos una vía intravenosa y estaba programada para esta manaña.

La enfermera dijo que sería necesario aumentar sus medicamentos para aliviar el dolor,

pero se va a poner en una condición sedada.

También dijeron que probablemente no podría salir de este coma

todo esto sucedió ayer.

Oré y le pedí al Señor que nos diera una oportunidad

para pasar juntos como familia.

Esa noche, Nadia llegó a un punto en el que estaba alerta y en su sano juicio,

y relativamente cómoda pudo hablar con cada uno de nuestros hijos, uno a uno,

durante uno o dos minutos y pudimos pasar un breve tiempo como familia,

por la gracia de Dios.

Anoche fue una noche muy dolorosa y muy difícil para ella.

Esta mañana cuando llegó la enfermera aumentó todos los medicamentos

y Nadia ha estado sedada todo el día,

probablemente tuve mi última conversación con ella ayer.

Su salida de este mundo probablemente sea pronto

Alabo a Dios por la gracia que él nos dio en el tiempo que pasamos juntos anoche.

Es un Dios bueno y digno de alabanza.

Es a través de estas pruebas que se puede ver la luz de Dios,

Es mi deseo y el deseo de Nadia que la luz de Jesucristo se vea en nosotros.

Dios es digno de ser seguido hasta la muerte.

He visto cristianos turísticos cuando uno se enferma dice “¿por qué? Yo le pedí a Dios que sanara a mi hermanos, a mi papá y no lo hizo” y se enoja como un niño con berrinche, en lugar de ver la gracia de Dios.

La persona que no crece espiritualmente en los tiempos buenos en su vida, no verá a Dios cuando vengan las pruebas. La persona que cree y crece y madura podrá aceptar la voluntad de Dios cuando llegue tiempos difíciles, aceptar que Dios sabe lo que es mejor para nosotros y quiere lo mejor para nosotros y esa persona que ve lo invisible tiene paz en su corazón, pero el cristiano turístico no tiene idea de lo que estoy hablando porque está disfrutando pero no lleva su cruz cada día.

Hemos ido a vacacionar y hasta nos quitamos el reloj y decimos “estamos de vacaciones, no me importa la hora y vamos a disfrutar” pero cuando vamos para el check-out, tenemos que ponernos el reloj y decimos “vamos a regresar a la realidad.” Qué bueno que uno puede escapar por un ratito, pero déjame decirte que la realidad para nosotros como cristianos es que no hay vacaciones, estamos en los postreros días, necesitamos llevar nuestra cruz, debemos aprender a negarnos a nosotros mismos y hacer la voluntad del Señor.

Dice la Biblia que Dios es espíritu, es invisible, no podemos verlo, tampoco vemos el viento pero podemos ver el efecto del viento, si tenemos un corazón limpio podemos ver lo invisible. Si no tienes tiempo para leer la Biblia no puede decir que tienes el corazón limpio, si no tienes tiempo para orar no me digas que tu corazón está limpio, si andas en pecado no digas “Ay Señor tú sabes mis fallas” Eso no es confesar dile “soy un pecador, perdóname, mi actitud no fue la correcta.” Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.Para que veamos lo invisible, gloria a Dios por este versículo.

Dice Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque de tal manera amó Dios, Padre eterno, admirable, consejero, Dios fuerte, al Alfa y Omega, el principio y Fin, YO SOY el Dios poderoso, el YO SOY misericordioso, lento para la ira y grande en misericordia, Dios de verdad, Dios justo y recto, la Roca de mi salvación.

Cuando llegues a la palabra Dios en cualquier versículo de la Biblia debes reconocer y ver Dios porque de tal manera amó Dios y tuvo misericordia de nosotros, siempre hay algo para comer sobre la mesa, ha tenido misericordia de nosotros, que nos dio este trabajo, este Dios que amó Dios al mundo.

Trata de buscar al Señor cada vez que abres tu Biblia, cada vez que oras y Dios no contesta nuestras oraciones por lo bonito que oramos, él contesta nuestras oraciones por la vida que llevamos antes de arrodillarnos. Quiero ayudarte a ver lo invisible en tu vida, pero tienes que escoger el verlo, es una decisión

The post Viendo A Lo Invisible – Pastor Nick Sutmaeir first appeared on Iglesia Cristiana Bautista de Puebla.
Vista 298 veces. El día de hoy 1 veces.

51 episodios