Como para confundirse, Auguste Villiers (CUENTOS PARA ESCUCHAR LOS DOMINGOS)

8:55
 
Compartir
 

Manage episode 326496151 series 2371404
Por Olga Paraíso descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
Como para confundirse, de Auguste Villiers. Este breve cuento, que forma parte de los Cuentos crueles de Villiers de l’Isle-Adam, no es otra cosa que una doble descripción de ambientes parisinos, por la que se establece una ecuación sencillísima entre el mundo de los negocios (un café cercano a la Bolsa) y el mundo de los muertos (una cámara mortuoria). En ambos casos la visión se repite descrita con las mismas palabras: procedimiento que tal vez se usa aquí intencionadamente por primera vez y que volverá a ser empleado por escritores actuales, como Alain Robbe-Grillet. Villiers de L’Isle–Adam, escritor francés, nació en Saint-Brieuc el 7 de noviembre de 1838 y murió en París el 18 de agosto de 1889. Pertenecía a una de las rancias familias de Francia y contaba entre sus antepasados con un Villiers de L’Isle, que fue Gran Maestre de la Orden de Malta. Vivió en la pobreza, y, aunque tenía un verdadero talento literario, las extravagancias de su imaginación le impidieron conocer los grandes éxitos como escritor. Era un artista apasionado de su arte, que desdeñaba a la crítica, que publicaba sus obras como auténticos desafíos lanzados a la apreciación del lector, del que no se preocupaba en modo alguno. Así, su obra –imbuida de extraños conceptos, algunos de los cuales viven con una singular intensidad–, puede muy bien calificarse de inquietante y atormentada, como lo fue su vida. Tras sus primeras creaciones (Isis, Claire Lenoir,Morgane, etc) fue sobre todo con dos novelas filosóficas, El Amor supremo (1866) y La Eva futura (1886) como Villiers de L’Isle–Adam dio la medida de su sutil y extraordinario talento. En París conoció y trabó amistad con Baudelaire, que ejerció sobre él cierta influencia. Los Cuentos crueles (1883) y Nuevos cuentos crueles (1888), acabaron, finalmente, por darle un halo de prestigio. Su drama Axël (1890), supuso la culminación de su idealismo místico y de sus aficiones esotéricas y ocultistas. ✏️📘 PLAYLIST CUENTOS PARA ESCUCHAR LOS DOMINGOS 📌 https://www.ivoox.com/cuentos-para-escuchar-los-domingos_bk_list_9854638_1.html ------------------------------------------ 📌Síguenos en nuestro canal informativo de Telegram: https://t.me/historiasparaserleidas Suscríbete a nuestra Newsletter: https://www.getrevue.co/profile/historiasparaserleidas 🛑BIO Olga Paraíso: https://instabio.cc/Hleidas 📌Twitter https://twitter.com/HLeidas Escucha el episodio completo en la app de iVoox, o descubre todo el catálogo de iVoox Originals

814 episodios