Escala en París - 'La sociedad ha cambiado y la democracia no es capaz de responder rápido'

14:11
 
Compartir
 

Manage episode 278542296 series 1749430
Por France Médias Monde descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
Para hablar del complejo cóctel político y social actual en Francia, y de los desafíos de la democracia, Escala en París recibe a Michel Wieviorka. El director académico de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales y de la Fundación Casa de las Ciencias del Hombre de Francia es uno de los sociólogos más conocidos mundialmente y acaba de publicar “Por una democracia de combate». En su más reciente publicación el sociólogo hace una radiografía de la sociedad y de la investigación en Francia de los últimos 50 años, en los que han aparecido nuevas problemáticas sociales que cuestionan la democracia representativa como el agotamiento de los partidos políticos o las amenazas terroristas. Precisamente, el Presidente francés Emmanuel Macron presentó recientemente su estrategia de lucha contra el separatismo islamista. Según el mandatario, se trata de un proyecto político religioso que “busca imponer sus leyes por encima de las leyes de la República”. El proyecto de ley “contra el separatismo” será presentado próximamente en Consejo de ministros y debatido después en la Asamblea nacional. Para luchar contra ese separatismo el Estado francés se apoyará en varios ejes: “el patriotismo republicano”, “las asociaciones”, “la escuela”, “el despertar republicano”. “Lo que propone Emmanuel Macron es razonable”, dice Michel Wieviroka. “La necesidad de hablar de patriotismo republicano es para combatir al Frente nacional, la extrema derecha, o para seducir la derecha clásica. No me gusta la palabra ‘separatismo’, es un poco extrema. El tema es cómo luchar contra el terrorismo islámico en un país como Francia” Emmanuel Macron relaciona el terrorismo yihadista con el pasado colonial de Francia, con los traumatismos que no ha digerido aún. “Francia fue un país de colonización y la descolonización no fue perfecta, fue muy difícil. Pero hoy en día ese periodo es lejano”, matiza Michel Wieviorka. “Los jóvenes que viven hoy en día en Francia no son el fruto directo del colonialismo. Tiene mucho más que ver con la crisis de los suburbios, el desempleo, el racismo, la discriminación”, agrega. Como parte de su estrategia para revertir esas “tendencia separacionistas” el presidente prometió desarrollar programas que favorezcan la educación y conocimiento del Islam a nivel universitario. En 'Por una democracia de Combate', el sociólogo plantea que las ciencias sociales, la enseñanza, la investigación de las humanidades debe adaptarse a una nueva realidad. Wieviorka explica cómo Francia era el centro de las ciencias sociales en los años 60 o 70: “He conocido a gente del mundo entero que venía a escuchar a pensadores como Jacques Derrida, Michel Foucault o Pierre Bourdieu. Eso se acabó”. "La vida intelectual ha dado un giro hacia la derecha” “El mundo ha cambiado y las ciencias sociales francesas son un poco arrogantes, provinciales y un poco incapaces de pensar el cambio del mundo”, dice. El sociólogo lamenta que en momentos clave como la pandemia o el terrorismo no se escucha a las ciencias sociales: “En Francia, la vida intelectual ha dado un giro hacia la derecha” En este contexto, “la democracia no es capaz de enfrentar el desempleo, el independentismo o el terrorismo. Preocupaciones nuevas que mezclan problemas internos y externos”. Para el autor, la democracia está en dificultad también porque nuestro modo de vida es global mientras que “la democracia funciona en el marco nacional”. A esto se agrega “un deseo muy fuerte de justicia social, de igualdad. Pero los sistemas políticos no responden y los actores políticos no están a la altura”. Y es así cómo surgen y prosperan los populismos. Pero Michel Wieviorka prefiere hablar de neo populismo: “Hoy en día no todos estos neopopulismos son de derecha o de extrema derecha. Tienen contradicciones, pero sobre todo son muy nacionalistas y aislacionistas, se basan en la antiglobalización y se apoya en el rechazo de la migración”. El sociólogo advierte que lo “peor no es el populismo”. “El problema es cuando el populismo ya no funciona como mito, cuando llega al poder y no funciona. El mito explota y viene el fascismo, la violencia y el autoritarismo”. #EscalaenParís también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés, realizado por Souheil Khedir, Vanessa Loiseau y Fabien Mugneret.

248 episodios