Escala en París - La OCDE rebaja su previsión económica para Argentina y México

13:30
 
Compartir
 

Manage episode 272199419 series 1749430
Por France Médias Monde descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
La economía mundial caerá este 2020 un 4,5%, una previsión menos catastrófica que en junio cuando la OCDE preveía una caída del 6%, y eso porque en China la economía vuelve a relanzarse y Estados Unidos resiste, aunque en números rojos, a los embates de la crisis provocada por el coronavirus. Argentina (-11,2% y México (-10,2%) se hunden, según el organismo. Brasil, principal economía del continente americano, registrará una caída del 6,5%. Analizamos estas previsiones con Aída Caldera, economista en la OCDE. En su informe, titulado ‘Coronavirus: vivir en la incertidumbre’, la OCDE, Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico con sede en París; con proyecciones para los países del G-20; se muestra pesimista sobre la recuperación económica para el año que viene y eso que los datos, para algunos países, no serán a finales de año tan malos como se había previsto en junio (EEUU -3,8, Zona Euro -7,9). Pero la recuperación será muy lenta y el informe vaticina incluso que algunos países tendrán que esperar cinco años para tener el nivel que tenían antes de la pandemia. Todo dependerá, en gran medida, de si se controla o no el Covid-19. Si se acelera la propagación del virus o se enduren las medidas por contenerlo, la recuperación en 2021 será mucho más lenta y la economía global podría perder dos o tres puntos del 5% que proyecta el organismo. Las previsiones son muy dispares para este 2020 y el cuadro es bastante malo para Argentina y México ya que la OCDE ha revisado a la baja sus previsiones de junio para estos dos países latinoamericanos. “Se debe a que el virus está muy prevalente y que los confinamientos han durado más tiempo de lo que esperábamos. La situación en América Latina es especial, tiene retos particulares. Para empezar los sistemas de salud no están tan bien preparados como en otros países y los sistemas de protección del empleo son menos robustos y hay mucha informalidad lo que hace más difícil proteger a la gente y tienen menos amplitud de gasto público porque recolectan menos dinero a través de los impuestos y deudas más elevadas. Lo que hace que la recuperación va a ser más difícil y más lenta”. La economía mundial, pendiente de la vacuna La incertidumbre es la que impera en estos momentos en todos los países, recalca el informe y eso en economía no son buenas noticias. La OCDE considera para hacer estas previsiones que la incertidumbre va a durar unos 18 meses, tiempo que se supone que será necesario para dar con una vacuna y que esté disponible. “Este virus del que aún no conocemos muchas cosas está teniendo un impacto muy importante en el día a día de las personas, el desempleo ha aumentado, la gente tiene miedo a salir y a consumir y eso no es bueno porque afecta a las empresas que contratan menos, producen menos y que incluso cierran”, explica Aída Caldera, asesora de la economista en jefe de la OCDE. China a contracorriente El único país que va a registrar un tímido PIB positivo será China con un 1,8% para este año. “Eso se debe en gran medida a que el virus llegó antes e impusieron medidas muy restrictivas de confinamiento y tenían la experiencia del SARS de hace 17 años”, explica Aída Caldera, asesora de la economista en jefe de la OCDE. La producción industrial china se ha relanzado, la demanda interna también y las exportaciones han resistido, sin embargo Caldera opina que la situación es tan incierta que las cosas podrían torcerse para al gigante asiático. “Los chinos han gastado mucho para relanzar la economía sobre todo en planes de inversión y eso ha ayudado para el crecimiento haya aumentado más rápidamente, pero no confío en que ese crecimiento sea robusto porque China lleva mucho tiempo intentando cambiar su modelo productivo y tener una economía más dirigida al consumo interno que a la exportación, y esta pandemia no ayuda a eso“, explica la economista. La salida de la crisis pasa por la creación de empleo y la transición ecológica La OCDE emplaza a los bancos centrales a seguir con las medidas de flexibilización de las políticas monetarias y que las tasas se mantengan bajas para estimular créditos a empresas y personas y por otro lado, piden a los gobiernos gasto público y que no se recorte en los presupuestos para poder fomentar el empleo. “Los gobiernos y los bancos centrales han reaccionado bien, de forma rápida y masiva y eso ha permitido que el impacto del virus haya sido mejor, de momento ha sido suficiente, pero hay que mantenerlo, hay que invertir en infraestructuras que sean mejores al medioambiente y ayudar a las personas que se queden atrás”, concluye la economista. #EscalaenParís también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés, realizado por Souheil Khedir, Mathias Taylor et Stéphane Defossez.

236 episodios