La paradoja de la violencia en el poder político (Domingo González, Madrid, 2019)

50:19
 
Compartir
 

Manage episode 315258555 series 1916839
Por Miguel del Pozo descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
Ponencia de Domingo González en las 'IV Jornadas catolicismo UCM: El hombre y la comunidad' durante la mesa redonda 'Comunidad política y estado', bajo el título original: 'Arqueología de la soberanía y katejón: ¿existe una farmacología política cristiana?' . Dictada en Madrid en el año 2019. fuente: https://www.youtube.com/watch?v=Ux9NYqUhp64 imagen: estatua de Carlomagno (iglesia de San Luis de los franceses, Roma) Última cita de la ponencia: «El ascenso a los extremos del poder permite extraer algunas conclusiones importantes. Comprendemos las razones de la naturaleza contradicciones del poder y de la política. Por un lado el poder es una bendición, ya que permite asegurar la concordia y la seguridad entre seres concebidos para no estar de acuerdo y pelear entre ellos. Esta bendición se apoya en la parte de autoridad y de dirección que comporta el poder: asegura a los individuos la posibilidad de encontrar placer y realización al vivir juntos y de encontrar su interés cooperardo. La parte de potencia o de fuerza (nota del confenrenciante sobre la traducción de 'puissance') confiere al poder su lado diabólico, ya que la violencia no es jamás eliminada: es, en el mejor de los casos contenida y adormecida y amenaza en todo momento con despertarse infinitamente multiplicada por su concentración al nivel de la vida política. El poder es a la vez un bien y un mal, indisolublemente, lo que prohíbe retener solamente uno de esos aspectos. Si no se retiene más que la bendición, nos negamos y nos engañamos hasta el despertar brutal de un reino sin reparto de la potencia. Si no se pone el acento más que en la potencia, caemos bien sea en la renuncia impotente y cobarde, bien sea en la ilusión de que la ausencia de poder nos devolvería al jardín del Edén. El paraíso no puede prescindir del poder más que en una comunión unánime en el seno de Dios. En la tierra la unanimidad no existe o no dura. Pretendiendo matar el poder se mataría igualmente la autoridad y la dirección, lo que equivale a decir que cada individuo sería reducido a su potencia propia, y que los fuertes harían violencia contra los débiles. Hay que tomar por tanto el poder en bloque, a falta de poder escoger el detalle; pero la proporción de potencia de autoridad y de dirección en el poder no es un dato invariable; varía, y sus variaciones fundan los distintos tipos de régimen político. Dicho de otro modo: si conviene evitar el error de no considerar más que un aspecto del poder, un error tan grave como ese sería afirmar que todos los poderes son equivalentes bajo pretexto de que conculcan todos lo bueno y lo malo.» -¿Jean Bassler? etiquetas: política, farmacología política, cratología política, utopismo, escatología, secularización, monarquía sagrada, lo sagrado, lo político, veneno, medicamento, violencia, sacrificio, crisis colectiva, conflicto mimético, René Girard, katejón, catejón, San Pablo, kathekon, anomia, logos heráclito, logos joánico, absoluto, relativo, parusía, contención de la violencia, poder, totalitarismo del amor, religiones políticas, teología política, bien común, anaciclosis, degeneración de las formas de gobierno, filósofos, Donoso Cortés, discursos sobre la dictadura, proceso revolucionario, "la revolución...cosa de ricos"....., conciencia, cristianos, soberanía, política catejóntica, futurología política, corrupción, amenaza, paraíso, unanimidad, autoridad, realismo político, Platón, el poder contiene la violencia,

72 episodios