Vida Espiritual en Tu Vida, Tu Familia y Tu Descendencia

32:58
 
Compartir
 

Manage episode 334283096 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

1 Samuel 16:14.

Existen dos mundos, el natural, el cual percibimos con nuestros sentidos y el espiritual el cual percibimos con nuestro espíritu; dentro del mundo espiritual existen dos reinos: Uno el de la luz y otro el de las tinieblas. El reino de la luz basa sus principios y fundamentos en la verdad, mientras que el reino de las tinieblas basa sus principios y fundamentos en la mentira, el problema es que no estamos listos para la verdad, queremos solo opiniones poco profundas que no nos llevan al verdadero cambio ni a la verdadera transformación, muchas verdades nos molestan, nos incomodan y muchas veces nos duelen; Jesús dijo: “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”; y aquí está el gran problema “¿Porque no hay libertad en nuestras vidas, familia y descendencia?, sencillo porque no conocemos “La Verdad” llamada Jesucristo.

Jesús siempre ocasionó caos por hablar la verdad; dijo verdades que tal vez ocasionaban disgustos entre la gente; debido a que muchos no quieren cambiar su carácter malsano, no quieren ser transformados por el Espíritu de Dios, escucha esto: “Lo único que nos transforma es la verdad y si la verdad te incomoda entonces nunca serás transformados”.

Somos un ser Tripartito, espíritu, alma y cuerpo; “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”, 1 Tesalonicenses 5:23, ahora bien en el cuerpo están nuestros sentidos físicos: Ojos, oídos, olfato, tacto, gusto; en el alma se encuentra el corazón, lugar donde están las emociones y sentimientos, la mente, lugar donde se encuentra el intelecto y el sistema de almacenamiento; y el espíritu que es lo que renace al aceptar a Cristo como nuestro Señor y Salvador; al hacerlo pasamos de una naturaleza carnal a una naturaleza espiritual, Jesús lo dijo : “De cierto de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”, “De cierto de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”, Juan 3:3, Juan 3:5.

Al nacer de nuevo nuestro espíritu renace, comenzamos a vivir en el Reino de los Cielos, un Reino donde otro de los fundamentos es la fe, Hebreos 11 lo describe como “La certeza que espero que suceda algo que aunque no lo veo, sucederá, de modo que lo que se ve hoy fue hecho de lo que no se veía”, porque sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios cree que le encuentra y cuando lo encuentres recibirás el galardón” y recuerda esto: “Jesús es el autor y consumador de la fe, por lo tanto debes colocar tus ojos, tu mirada, tu vista en Jesús, debes colocar tu fe en Él”.

Partiendo de los dos fundamentos del Reino de la luz: La Verdad y la Fe, es importante establecer que el nacido de nuevo no debe moverse por las cosas que se ven sino nos exhorta a mirar lo que no se ve, mirar o ver tiene que ver con lo visible, lo tangible, lo palpable, Dios nos llama a mirar o ver lo que no se ve, tenemos que apuntar hacia las cosas eternas, no hacia las temporales.

Uno de los conflictos más profundos de nuestra naturaleza humana es que tomamos decisiones por lo que vemos, hablamos por lo que vemos y actuamos por Lo que vemos y esto ha traído muchos fracasos y derrotas ya que por lo que vieron en algún momento tomaron decisiones erróneas y equivocadas, un ejemplo claro fue Eva, ella escuchó lo que Satanás le describía, después miró el fruto prohibido como algo agradable a sus ojos, y finalmente trajo la ruina para toda la humanidad.

Esta es la razón por la cual Dios quiere edificar una iglesia con propósito firme basado en la bendición para las familias de la tierra y sus descendientes, por eso nuestros mensajes se basan en la verdad y la fe, son mensajes que se basan sustancialmente en aprender a trabajar con Dios para establecer Su propósito en la tierra.

Cual es el problema de todo esto, que para poder establecer los propósitos de Dios en nuestra vida, familia y descendencia, tenemos que alcanzarlas en el reino espiritual para que lo que ocurra en el reino espiritual afecte el reino natural, esto ocurrió en varias oportunidades con Jesús; el primer ejemplo fue cuando calmó la tempestad… Jesús hizo que lo natural fuese transformado o cambiado por lo espiritual, Mateo 8:23-27, otro ejemplo que vemos con Jesús fue cuando caminó sobre las aguas, rompiendo los principios físicos de la gravedad, Mateo 14:25-32.

El Reino de Dios debe estar en nosotros y dentro de nosotros, en el espíritu, allí vas a encontrar recursos espirituales ilimitados, todo lo que necesitamos para alcanzar nuestras victorias está en el mundo espiritual; Nosotros tenemos una naturaleza espiritual con el cual podemos cambiar las circunstancias de lo natural que estamos viviendo basado en el propósito y destino que Dios ha colocado en nuestras vidas, entonces es necesario que aprendas esto:

  1. Tu decides en cual de los dos reinos vas a estar, por esta razón la Palabra dice : “Desechemos, pues, las obras de las tinieblas”, Romanos 13:12: “Desechar” es la acción de echar fuera todo lo que controla y manipula tu vida, a esto la Palabra lo llama “las obras de las tinieblas”, representadas en “las obras de la carne” (Gálatas 5:19-21).
  2. 2 Corintios 10:3-6 “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo…”.
  3. Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

… Mis enemigos han despertado a un gigante: El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Todos los enemigos que se han levantado para destruir mi vida, mi hogar y mi descendencia son derribados y acabados en el nombre de Jesús, ellos no vienen con misericordia, ellos están dispuestos a destruir, por lo tanto a destrucción serán llevados, desde la raíz hasta los frutos, son destruidos en el nombre de Jesús, hoy es desenvainada la espada, la Palabra de Dios desnuda delante de todos nuestros enemigos… porque está escrito “somos martillo y armas de guerra para destruir reinos, poderes terrenales ligados a las tinieblas, en el nombre de Jesús quebranto a los caballos y a sus jinetes ( las mentiras, argumentos, planes, decretos, pruebas y a todos los que maquinaron tales hechos y tales planteamientos ), quiebro carros y a los que en ellos suben ( medios utilizados para destruirme, creación y maquinación de pruebas ), quebranto hombres y mujeres, viejos y jóvenes que participaron y se pusieron de acuerdo para maquinar, mentir, llevar a cabo la obra maldad y destrucción contra mi vida, mi hogar y mi descendencia, también quebranto al artífice de todo mal y toda maquinación y hoy el Señor declara : “Y pagaré a los hacedores y maquinadores de maldad todo el mal que ellos hicieron en nosotros delante de vuestros ojos, dice el Dios de Abraham, Isaac y Jacob”…

Toda palabra, todo pacto diabólico, toda brujería y hechicería, toda maldición, todo decreto pronunciado contra mi vida, mi familia y mi descendencia hoy es llevada al madero para destrucción, hoy se destruye toda fortaleza y todo argumento que se haya levantado contra mi vida y contra mi libertad, toda oposición satánica hoy se derriba en el nombre de Jesús.

358 episodios