Un Paso A La Libertad en tu vida, tu hogar y tu descendencia

55:52
 
Compartir
 

Manage episode 296777526 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Isaías 58:6.

El corazón humano sigue anhelando la libertad porque Dios nos creó para ser libres, el problema es que seguimos encadenados, sometiéndonos al dominio de alguien o de alguna cosa y esto ocurre desde el momento mismo de nuestra concepción; allí encontramos espíritus de rechazo, espíritus de maldición, espíritus de muerte que se introducen en nuestras vidas por medio de palabras y actitudes de las personas que nos rodean que tienen autoridad sobre nosotros, especialmente nuestros padres. Pero no hay razón alguna para continuar esclavizados. Dios nos ha liberado para tener vida en abundancia por medio de Cristo y nosotros debemos disfrutar de esa libertad que Él nos ha dado.

Debemos entender en qué consiste nuestra esclavitud: El Señor declaró en Juan 8:34 “Todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado”, muchos viven controlados por sus sentimientos llenos de tinieblas, por eso es que Jesús declaró en Juan 8:36 “Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”, solo Él puede liberarnos de todo lo que continúe esclavizando nuestra alma y nuestro espíritu.

¿Qué es lo que nos impide ser verdaderamente libres?. Cualquier persona puede ser esclavo de relaciones, resentimientos, el trabajo, ideas destructivas y una lista interminable de adicciones, hágase esta pregunta: ¿qué es lo que predomina en tus pensamientos y acciones?, ¿que influye o controla la forma en que vives?, esto se convierte en tu amo e impide que llegues a ser todo para lo que fuiste creado.

  1. EL REINO DE LAS TINIEBLAS. Significa oscuridad, niebla, noche, penumbra, falta de luz, ceguera física, en sentido espiritual es una situación de ignorancia, confusión, desconocimiento de verdades y principios de vida, falta de discernimiento, juicio, sensatez, prudencia, inteligencia, luz. Es un estado donde gobierna Satanás y todos sus demonios.

La estrategia del enemigo: Entorpecer el plan de Dios para que experimentemos una vida plena (Juan 10:10).

  • Si Satanás logra robar el equilibro y la paz en el interior de la familia, entorpecerá el plan que tiene Dios para su familia “El propósito de Satanás es interrumpir el plan de Dios, para que no tengamos vidas bendecidas.
  • Nuestro enemigo espiritual nos aparta de Dios con: afanes, ansiedad, cargas en nuestro espíritu, falta de perdón, dolor, emociones inestables, acusaciones, condenación, pecado y patrones de iniquidad.
  • Las maldiciones, el legalismo y la superstición son tres poderosas herramientas en manos del enemigo para afectar nuestra mente y evitar que la verdad nos haga libres (Juan 8:31-32). “Necesitamos recordar que la liberación no es solo dejar libres a las familias de las fuerzas demoníacas sino llevar a las familias al conocimiento de Dios.
  1. EL REINO DE LA LUZ. La Luz en sentido espiritual se aplica a Dios. 1 Juan 1:5. Jesús dijo: Juan 8:12 "... Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. El Reino de la Luz: es un estado de gloria y resplandor donde habita Dios, y él mismo es Luz. El Reino de la Luz es un estado de privilegio que expresa la belleza, el poder y la majestuosidad de Dios de manera especial. En el Reino de la Luz los sentidos espirituales, (conciencia o noción, sentidos o percepción espiritual, la mente espiritual, el juicio, el discernimiento, el entendimiento, la inteligencia, etc.) se abren para comprender las cosas espirituales. 1o. Corintios 2:14: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.

El Evangelio de Jesucristo contempla sanidad y liberación.

  • Las Buenas Nuevas del Evangelio van de la mano con la liberación espiritual, Lucas 9:1-2.
  • Podemos movernos en la misma dimensión de autoridad y poder que lo hizo el Señor Jesús, y como lo prometió Él, aún hacer obras mayores, Juan 14:8-12.
  • El poder y autoridad de Cristo en nosotros debe utilizarse para traer libertad a los cautivos emocionales y espirituales, Lucas 4:18-19.
  1. Ir al Origen y a la causa. Cada persona afectada por el reino de las tinieblas debe revisar que puertas se abrieron al mundo de las tinieblas, voy a mencionar algunas causas:
  • Los demonios o espíritus inmundos entran principalmente, en el momento de la concepción y en la etapa de la niñez, bien sea por rechazo por parte de los padres, por abuso sexual, por ritos espirituales, maltrato físico o emocional: Las huellas permanecen en el tiempo. Incluyen: trauma, lujuria, temor, enojo, rechazo, auto rechazo, odio a nosotros mismos y a los que nos maltrataron, espíritu de odio hacia Dios, pornografía y, en casos extremos: prostitución, suicidio, homosexualidad, lesbianismo, bestialismo.
  • La falta de perdón es una atadura espiritual que no nos permite avanzar en nuestra vida. Mateo 6:14-15; Mateo 18:21-22. Quien se le dificulta perdonar, generalmente cree que Dios no puede perdonarle sus pecados.
  • La amargura es una poderosa arma que utiliza nuestro adversario, Satanás, para poner tropiezo a nuestras relaciones interpersonales. La amargura puede arraigarse en nuestras vidas, afectando las áreas física y espiritual Hebreos 12:15.

276 episodios