Tierra Sin Maldición; Tu, Tu Familia y Tu Descendencia

53:54
 
Compartir
 

Manage episode 291033095 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Deuteronomio 8:7.

El enemigo en este tiempo ha levantado un ataque frontal contra las familias de la tierra y los descendientes es impresionante ver como personas, familias que creen en el Señor siguen batallando año tras año con toda clase de enfermedades, accidentes, alcoholismo, divorcios, pobreza, catástrofes en sus vidas, sus hogares y sus familias, y por más que se esfuerzan en oración, ayuno, ritos, obediencia a hombres, nada cambia en sus vidas,.

Si anhelamos bendición debemos romper la maldición y esta se rompe en la cruz del calvario Gálatas 3:13. Elohim usó un elemento cuando Cristo fue crucificado en el madero, esta fue la Corona de Espinos, Génesis 3:18

  1. La corona de espinas, fue usada para burlarse y humillar a Cristo en lugar de honrarlo. Mateo 27:29 “Y tejiendo una corona de espinas, la pusieron sobre Su cabeza, y una caña en Su mano derecha; y arrodillándose delante de El, Le hacían burla, diciendo: “¡Salve, Rey de los Judíos!”.
  2. Las espinas produjeron incisiones agudas y dolorosas en la cabeza de Jesús causando un flujo de sangre, esa sangre derramada pagó el precio de nuestras maldiciones.
  3. Cristo llevó la maldición pronunciada por Elohim en el huerto del Edén en Génesis 3:17-18, Dios le dijo al hombre: "La tierra estará bajo maldición por lo que hiciste...“. Jesus llevo la corona de espinas en su cabeza, lo que significa que de una vez y para siempre estaba rompiendo con la maldición que el hombre mismo provocó

Con estas dos premisas espirituales debemos comenzar a buscar las causas, la puerta que abrimos o que aún está abierta para que la maldición tome base y se argumente en nuestras vidas: Proverbios 26:2, “Toda maldición, tiene una causa”.

  1. El pecado trae maldición: Lo dije anteriormente cuando hablé de Génesis 3:17: “Maldita será la tierra por tu causa…”. La tierra que Dios te ha dado, la tierra que pisamos tiene mucho que ver que nosotros seamos malditos o benditos, si la tierra ha sido contaminada por la maldición o el pecado o la iniquidad, la tierra cierra su boca para no dar la provisión.
  2. Si tu contaminas tu tierra entonces la tierra te maldice: La tierra se coloca en contra nuestra, se convierte en nuestro enemigo y por esta razón andamos sin tierra, errantes, Dios te llamó a gobernar un territorio, pero ese territorio está contaminado y no podrás establecer el Reino de los Cielos en tu tierra porque tu tierra se convirtió en tu enemigo. Levítico 18:26-30: Toda nuestra tierra fue contaminada por las abominaciones y esto ha causado que nuestra tierra quede asolada, el pecado nos ha robado la paz, la sanidad, la prosperidad, las bendiciones; Dios proveyó la cruz, no como un amuleto o un ritual, sino un instrumento para romper toda la maldición y estar en paz con el cielo y con la tierra: Causas y Raíz.

Historia de Giezi. Eliseo pronunció una maldición de lepra generacional sobre él porque desobedeció y tenía autoridad sobre el; le abrió la puerta de maldición a través de la mentira y la avaricia 1 Reyes 5:25-27, Identifica lo que está mal, llévalo a la cruz del calvario y rómpelo allí. Palabras de maldición de personas de autoridad.

La religiosidad no te va a salvar, ni te va a limpiar, ni te va a bendecir, el único que lo puede hacer es el que fue designado para cumplir esa misión Yeshua el mesías, el cordero perfecto, Él se hizo maldición en el madero para romper la maldición de nuestra tierra por causa del pecado, la maldad y la iniquidad, Él es el autor de eterna salvación, Hebreos 5:9-10.

Deuteronomio 30:19 ( Exhortación ).

  1. 2º Crónicas 7:14.
  2. Reconocer y confesar: Daniel 9:16-19. “Mencionar el nombre, reprendo toda maldición sobre mi vida y mi descendencia que lanzó CC, mi familia y yo somos libres de toda maldición en el nombre de Jesús y se rompe la cadena de maldición… Debemos romper la maldición generacional que nos persigue.
  3. Arrepentimiento de padres a hijos, hijos a padres, y entre los cónyuges rompiendo palabras de maldición.
  4. Números 6:22-27. Cada persona de autoridad que lanzó maldición sobre su prójimo deberá hacer esta oración.

263 episodios