Pelea la buena batalla por tu vida, tu familia y tu descendencia

45:45
 
Compartir
 

Manage episode 333501336 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

1 Timoteo 6:12.

Dios es soberano por lo tanto no hay nada ni nadie por encima de Él, si tu estás batallando contra algún poder o autoridad que intenta destruir tu vida, tu hogar y tu descendencia o intenta destruir tu propósito y destino e introduces a Dios en tu batalla, no hay manera que pierdas esa batalla.

En una guerra hay batallas que se ganan y batallas que se pierden, pero la derrota más grande que has tenido es la batalla que nunca peleaste, hay batallas que perdemos porque nos auto derrotamos ya que lo que dices en tu corazón determina el resultado, la actitud determina tu triunfo o tu derrota, por tal razón debemos aprender a trabajar en lo que dice nuestro corazón; el corazón tiene que impulsarnos a avanzar, a lo que nos lleva de gloria en gloria, de victoria en victoria, de poder en poder, de unción en unción ya que a pesar de las circunstancias que estemos viviendo tu corazón debe ser tu mejor aliado para destruir a todos los enemigos que se han levantado en tu vida, tu familia y tu descendencia; tres cosas son fundamentales:

  1. Acuérdate de las grandes cosas que Dios ha hecho en tu vida; si lo hizo una vez lo volverá a hacer otra vez, su brazo poderoso está en medio de ti para hacer cosas grandes en tu vida, Salmos 77:1-7.
  2. Acuérdate de las promesas de Dios, Salmos 103:1-6; cada promesa de Dios son en Él si y amen.
  3. No es lo que tu haces ni es tu fuerza, es lo que Dios prometió; es el tiempo de cambiar las circunstancias porque Dios va delante de ti y Él peleará por ti, por lo tanto colócate delante de Dios con la autoridad que el Señor te ha dado y levanta tu voz… “No importa el tamaño de mi enemigo… Dios está conmigo, Dios pelea por mi, tengo confianza porque Dios pelea mis batallas” y cuando Dios pelea por mi, mi victoria es segura y quiero traer estos ejemplos de lo que ocurrió con el pueblo de Dios y si ocurrió en ellos también ocurrirá en nosotros:
    1. Con el Rey Ezequías vs el ejército Asirio: 2 Crónicas 32:7-8, Dios envió un ángel que destruyó a todos los valientes y esforzados del ejercito enemigo y ellos quedarán avergonzados, 2 Crónicas 32:20-21.
    1. Con el Rey Josafat vs tres ejércitos: 2 Crónicas 20:1-2, 14-15, 17 y cuando comenzaron a entonar alabanzas a Dios, Dios confundió a todos los enemigos y se mataron los unos a los otros, 2 Crónicas 20:22.
    1. En Nehemías 4:20: Hoy estamos en el lugar correcto, en el territorio donde Dios nos ha convocado, aquí está la presencia de Dios, Su Espíritu se mueve en medio de nosotros, “Es el momento de oír el sonido de la trompeta, es el tiempo de pelar la buena batalla de la fe, de creer en las promesas de Dios, creer en lo que Dios ha dicho de ti y de lo que va a hacer en ti, “En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta”… no te adelantes a los acontecimientos, espera en lo que Dios va a hacer en tu vida… Toma la autoridad que El Señor ha dado a la Iglesia, este es el tiempo de colocar todas las batallas que estás librando en tu vida, tu familia y tu descendencia y que hoy tomes la autoridad sobre todo principado, potestad, gobernador de las tinieblas de este siglo, hoy es el día en que la Iglesia proclame el señorío de Cristo en nuestras vidas, familia, y descendencia., asi que levántate, se esforzado porque Dios peleará la batalla por ti.

Hoy estamos en el territorio donde Dios nos ha convocado, hoy escuchamos el sonido de la trompeta y nos hemos reunido, y dice la palabra de Dios “Nuestro Dios peleará peleará por nosotros: Coloca cada una de tus batallas, coloca a tus enemigos delante de YHWH de los ejércitos, Dios prepara Su ejército, el ejército de los cielos y va delante de nosotros: Levanta tu voz, levanta tu espada, la Palabra de Dios y declara con voz al cuello el Salmo 83:9-18, Salmo 35:1-10.

Ahora seguiremos alabando al Señor nuestro Dios delante de Su perfecta presencia hasta que Dios siga quebrantando nuestro corazón para ser transformado por Su poder; seguiremos adorando al Señor hasta que Dios destruya a todos los enemigos que se han levantado contra mi vida, mi familia y mi descendencia y Él me dé la victoria de todas las batallas que estoy librando; Señor que venga tu poder sobre cada vida y traiga libertad “Sé Libre”, sanidad “Sé Sano”, fuego en el corazón, rompimientos de maldición e iniquidad, ruptura de velos espirituales, fuera los miedos y los temores; sé libre, sé próspero, fuera la ruina, enfermedades, porque “cosas que ojo no vio ni oído oyó ni han subido al corazón del hombre son las que Dios ha preparado para bendecirte”; no importa lo que eres, lo que vives, hoy el Espíritu de Dios toca tu vida, no importa los desastres que estas viviendo o lo desastroso que eres hoy Dios te cubre con Su manto de amor, de bendición, de sanidad, hay milagros en este momento que están ocurriendo aquí…

358 episodios