Mente De Esclavo en Tu Vida, Tu Familia y Tu Descendencia

42:33
 
Compartir
 

Manage episode 327510344 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

La mente es la parte del corazón, es la parte del alma que más cuesta convertirse y sujetarse a Dios debido a los patrones espirituales, emocionales, sexuales, económicos y físicos que traemos desde el momento en que fuimos engendrados.

Patrón significa: Modelo, Molde… Podemos entonces concluir que el pueblo de Dios está siguiendo modelos espirituales y religiosos que no son conforme a lo que Él ha escrito en Su Palabra y estos moldes se encuentran en nuestra mente y en nuestro corazón como patrones que gobiernan nuestro sistema de creencia; por tal razón nosotros al salir del mundo necesitamos no solo, nacer de nuevo, recibir el perdón a través del sacrificio de Cristo, sino también necesitamos recibir nuestra libertad, dice la Palabra en Gálatas 5:1 “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud”.

En la Palabra hay un ejemplo muy claro que ocurrió con el pueblo de Israel en tierra de Egipto, Dios los sacó de Egipto pero su corazón se quedó en Egipto. Observemos los pasos que tuvo que dar el pueblo al mando de Moisés y luego al mando de Josué, no solo para lograr su libertad, sino también para lograr el propósito y el destino y voy a resumir en tres puntos la razón por la cual el pueblo de Israel prefirió la esclavitud de Egipto que la libertad en Dios:

  1. Dios saca a Su pueblo de Egipto con mano fuerte, delante de la mirada atónita de Faraón y los Egipcios, salieron con muchas pertenencias, Egipto no era el destino final para ese pueblo. Después de su libertad llegaron al mar rojo y allí comenzaron a rebelarse contra Moisés y contra Dios y en sus mentes limitadas comenzaron a mirar las circunstancias deseando volver a la esclavitud de Egipto, Éxodo 14:11-12 “Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto”, Moisés se levantó y declaró en Éxodo 14:13 “Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis”. Pasaron por las aguas del Mar Rojo que fueron separadas milagrosamente, y fueron testigos de la desaparición del ejército de Faraón el cual envió para devolverlos una vez más a la esclavitud, Éxodo 15:19 “Porque Faraón entró cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar, y Jehová hizo volver las aguas del mar sobre ellos; mas los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar”.
  2. Llegaron luego al desierto de Sin y dice la Palabra en Éxodo 16:2-3 “Y toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto; y les decían los hijos de Israel: Ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud”.
  3. Después que Dios les dió de comer maná del cielo llegaron a Refidim y dice la Palabra en Éxodo 17:2-3 “Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová? Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?”.

Así como el pueblo de Israel que recibió de parte de Dios milagros, prodigios, alimento y agua totalmente gratis, sin que le costara esfuerzo y dinero, de la misma manera también camina el pueblo de Dios, la iglesia del siglo XXI entra y sale del mundo, se deleita del mundo y de sus mieles, practica los rudimentos del mundo a sabiendas que en el mundo solo encuentran maldad, iniquidad, desolación, mentiras, engaños, traición, enfermedad y muerte y luego cuando el mundo le clava la puñalada trapera vuelven a Dios con el rabo entre las piernas… y todo porque así como el pueblo de Israel tenía la “mente de esclavo” hoy por hoy la iglesia de Cristo tiene la “mente de esclavo” por tal razón hoy el Señor levanta Su voz para declarar lo que está escrito en Gálatas 5:1 "Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.” Y lo corrobora en Lucas 4:18 “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos”, y nos insta a que no solamente nos volvamos a Él con todo el corazón sino también desarrollar la Mente de Cristo asi como está escrito en 1 Corintios 2:16 “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo”.

Israel llegó al desierto del Sinaí y acampó en la falda del monte de Dios, Dios le ordenó a Moisés subir al Monte y allí le habló, este fue el primer mensaje a Israel en relación con su llamado, propósito y destino como nación. Éxodo 19:4-6 “Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”.

Muchos tendemos a ver a Sinaí como el lugar en el que Dios dio la ley, pero en realidad ese no fue el fundamento de lo que Dios quiso hacer al llevar al pueblo al “Monte de Dios”, Sinaí es el lugar en el que Dios reveló Su eterno propósito para el pueblo de Israel: “Os he traído a Mí… Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa”… Este el es corazón de todo el asunto., este es el mensaje que Dios ordenó a Moisés que hablara a los hijos de Israel y es el mensaje que Dios quiere entregar a Su pueblo en este tiempo, Él nos ha dicho: “El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos…” Malaquías 4:6; EL quiere que nosotros volvamos nuestro corazón a El y El volverá Su corazón a nosotros; El quiere que volvamos el corazón a nuestros hijos a nuestra familia y que el corazón de nuestros hijos y nuestra familia se vuelvan a nosotros.

Pero Dios quiere algo más con Su pueblo, desde el inicio en Éxodo hasta Apocalipsis, la intención final de Dios para con Su pueblo es Su deseo ardiente de una intimidad de Su pueblo con El, que cada uno pueda venir delante de Él como parte de Su reino de sacerdotes y gente santa, apartada para El. El cumplimiento del deseo de Dios de atraer completamente hacía Sí mismo a un pueblo está escrito en Apocalipsis 21:2-8, entonces es suficiente decir que Dios desea tener un pueblo en una unión tan cercana que Él personalmente puede enjugar las lágrimas de los ojos de ellos y quitar la tristeza y el dolor de las cosas viejas. Él sigue llevando a ese pueblo a Sí mismo, y lo seguirá haciendo hasta que todos los llamados por Su nombre estén en una relación cara a cara con Él.

Se hace necesario que el Señor rompa esquemas, patrones de pensamientos y de comportamientos, herencias espirituales, emocionales, físicas, intelectuales y económicas. Esto lo hizo con el pueblo de Israel cuando salió de tierra de Egipto, quizo llevarlo al desierto para arrancar de sus mentes y de sus corazones todo lo que traían de Egipto.

Por mucho tiempo el pueblo de Dios ha estado atado a reglas humanas impuestas por la religión, por la tradición y por las vivencias de su pasado, el pueblo está atado a su pasado y esto a traído sentimientos de culpa, estancamiento en su vida espiritual, comportamientos erróneos, modo de vida totalmente contraria a lo que dice la Palabra de Dios y lo peor de todo es que lo estamos transmitiendo a nuestras generaciones futuras.

  • Primera declaración :
  • “Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra”. Exodo 19:5.
  • “Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”. Éxodo 19:6.
  • “Pero a vosotros Jehová os tomó, y os ha sacado del horno de hierro, de Egipto, para que seáis el pueblo de su heredad como en este día”. Deuteronomio 4:20.
  • “Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra”. Deuteronomio 7:6.
  • “Hijos sois de Jehová vuestro Dios, porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra”. Deuteronomio 14:2.
  • “Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo, de su exclusiva posesión, como te lo ha prometido, para que guardes todos sus mandamientos; a fin de exaltarte sobre todas las naciones que hizo, para loor y fama y gloria, y para que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios, como él ha dicho”. Deuteronomio 26:18-19.

358 episodios