Bien x Mal; En Tu vida, Tu Familia y Tu Descendencia

42:49
 
Compartir
 

Manage episode 306793913 series 2868931
Por contacto@iglesiaetp.com and Iglesia ETP descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

Romanos 12:17.

Job 14:1-3. “Todo lo que el hombre hizo queda encerrado entre dos fechas, el día que nace hasta el día que muere; como seres humanos hemos tenido momentos de alegría, tristezas, logros, victorias, fracasos; momentos que han marcado nuestras vidas; marcas de bendición y marcas de maldición, pero todas esas que marcas que te hicieron o que te hiciste quedaron atrás; no puedes ir a volver a vivirlas, por tal razón que bueno sería que a partir de hoy comencemos a vivir cada minuto y cada segundo que se aproxima; en otras palabras: Vivir el presente para comenzar a cambiar ese pasado en un futuro de bendición, por lo tanto “Alégrate y Gózate en cada instante de tu vida”. Lamentaciones 3:22-23.

Dios nos ha dado la capacidad de gobernar nuestra vida, de decidir como vamos a utilizar la vida que Él nos ha dado, tu vida es muy preciosa como para dejarla en manos de otra persona, Salmos 103:15-18. Cuando dejas tu vida en manos de otra persona comienzas a cargar con culpas, con falta de perdón, amarguras, raíces de amargura, baja autoestima, relaciones pasadas que colocaron sobre tus hombros: yugos, ataduras y ligaduras, es el momento de comenzar a vivir la palabra escrita en Hebreos 12:1-2. Hoy es el día que Dios ha preparado para romper y solucionar de una vez por todas las consecuencias de todo lo que viviste; y yo vuelvo a reiterar que todo esto se hace cuando “Perdonamos…”.

El tema del “Perdón” y el “Arrepentimiento” son esenciales para avanzar hacia una transformación total de nuestras vidas ya que nadie puede encontrar al Salvador sin que primero se ARREPIENTA. Nadie puede ser perdonado sin que primero perdone, el perdón de DIOS debe producir en nosotros un espíritu perdonador, Jesús dejó algunos principios fundamentales acerca del perdón:

  • Jesús amarró el perdón del Padre al perdón que nosotros otorgamos. Mateo 6:12 "Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. Mateo 18:33 “¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?”.
  • Arregla tu problema con tu prójimo y trae la ofrenda, Mateo 5:23-24.
  • El perdón depende de nosotros y no se logra a través de la oración.
  • Las más grandes heridas se ocasionan con el más próximo.
  • La naturaleza de Dios es amar a nuestros enemigos, para ser hijos del Padre Celestial. Mateo 5:43-48.
  • Romanos 12:19, “Mia es la venganza, yo pagaré”.
  • La grieta no la cierra Dios, la cierra cada uno de nosotros, así como también la ligadura no la rompe Dios, la rompemos nosotros.
  • Mateo 5:22-24. “Cualquiera que se enoje contra su hermano será expuesto al infierno de fuego.
  • Mateo 18:21-22: ¿Hasta siete veces?… Hasta setenta veces siete.

Las consecuencias de la falta de perdón está registrado en la Biblia en Mateo 18:34-35, aquí esta claro cuando el mismo Jesús concluye que sino perdonas el mismo Padre te “entregará a los verdugos”; este es el espíritu que viene a nuestras vidas llamado “Falta de perdón”; produce enfermedades emocionales como odio, rencor, resentimiento, amargura y raíz de amargura; enfermedades físicas tales como migrañas, diabetes, problemas en los huesos, cáncer, problemas digestivos; enfermedades sicológicas tales como la esquizofrenia, doble personalidad o “Trastorno de personalidad múltiple”, bipolaridad.

  • Perdón sin olvido: El esposo (o esposa) que dice que perdonó, pero en la primera discusión saca los trapos sucios; el resentimiento entre cónyuges que a la postre trae división, disensión, peleas, contiendas, maledicencia; los resentimientos entre padres e hijos que traen consigo fracasos; los malos recuerdos del pasado que trae pesadas cargas que hacen que caminemos encorvados en la vida, por lo tanto hoy es un día para reconciliarnos con Dios y con nuestro prójimo.
  • Renunciar a la falta de perdón es una decisión que se toma desde lo más profundo del corazón y decide que ese acto de ofensa, maltrato, traición o daño ya sea sexual, verbal, físico, visual, silencioso o cualquier actitud de usted o de aquella persona que nos causa dolor, amargura, odio y sed de venganza no tendrá más espacio en su corazón.
  • Una deuda es perdonada cuando usted libra al deudor de esa obligación y da por finalizada aquella cuenta pendiente que ha habido entre usted y la persona que te lastimó, es tomar una la decisión de perdonar con voluntad propia.
  1. ¿Es usted un “buen contador” de males hechos en su contra? ¿Guarda todo en un memoria por si acaso necesita descargarlo y refrescar su memoria? Quién sea la persona con la que lleva el registro es alguien que necesita perdonar.
  2. La falta de perdón se jacta de sus propios logros y esto se llama “sed de venganza”, “ojo por ojo, diente por diente, pagar mal por mal”.
  3. La falta de perdón provoca distanciamiento y división.
  4. La falta de perdón acusa, expone y continua recordando la ofensa.

Cuando perdonamos obtenemos recompensa, Lucas 6:35… “y Será vuestro galardón grande, Y seréis hijos del altísimo”.

“Te perdono la deuda…”. Terminar con Mateo 5:44-48. La perfección no la logramos nosotros por nosotros mismos, la logramos a través de Jesucristo y el Espíritu Santo que mora en nosotros.

Génesis 49:22-26.

276 episodios