La Virtud de la Pobreza – VI

46:06
 
Compartir
 

Manage episode 288567816 series 2852625
Por Comunidad Amor Crucificado descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.

La Virtud de la Pobreza VI

Pobreza de Persecución

Semana Santa 2021

Lourdes Pinto & Jordi Rivero

Tenemos una opción

El joven rico, nos dice el evangelio, "se fue triste". Tenía buenas razones para estarlo. Había sido amado por Cristo, buscado por Él. En una sola mirada, había recibido de Cristo una silenciosa declaración de amor: “Jesús se quedó mirándolo, lo amó” (Mc 10, 21). Pero su riqueza le impidió recibirla. (Pobreza, p. 52)

La elección sigue abierta. El Cristo vivo y resucitado todavía pasa frente a la gente y llama. Depende de nosotros elegir entre los dos destinos: el del joven rico o el de los apóstoles. (Pobreza, p.53)

"No se puede servir a Dios y las riquezas"

En el relato del nacimiento de Jesús vemos dos mundos marcadamente contrastantes: uno simbolizado por la posada, el otro por el establo donde nació. El primer mundo es todo luz, comodidad y actividad; la gente come, bebe, se divierte. Los ricos, vestidos con ropas lujosas, con pesadas carteras en sus cinturones, se bajan de sus caballos y van y vienen a su antojo. En el Segundo Mundo, en cambio, todo es pobreza, oscuridad, frío e incomodidad. Una joven, acompañada en silencio por su marido, está a punto de dar a luz a su primer hijo. Se ven obligados a compartir cama y comida con los animales. (Pobreza, pág.59)

La Navidad es un misterio. Su sola presencia revela dos mundos diferentes. Y estamos llamados a tomar una posición, a decidir a cuál de los dos mundos deseamos pertenecer. (P60)

El Evangelio nunca condena los bienes y riquezas terrenales en sí mismos. Uno de los amigos de Jesús es José de Arimatea, "un hombre rico" (Mt 27,57). Lo que Cristo condena es el apego al dinero y los bienes, el confiar en ellos como si “de ellos dependiera la vida” (Lc 12,15). A tal riqueza se le llama de diversas maneras “engañosa” (Mt 13, 22), “necedad” (Lc 12, 20), un obstáculo que trae la amenaza de Jesús, “ay de vosotros, los ricos” (Lc 6, 24). (Pobreza, pág.62)

Un hombre de negocios inglés escribió: “El dinero es una cosa contaminada, y la única forma en que no seré contaminado por él es usándolo con honestidad y generosidad. Debo verlo como un medio para hacer el bien a los demás y no como la base de mi propia felicidad y seguridad. Solo soy un mayordomo llamado por Dios para usar los talentos y las riquezas que me ha prestado para construir su Reino aquí en la tierra. Seré juzgado por mi mayordomía y no por mi riqueza. No puedo usar dinero para pagar un mejor abogado ni para sobornar al juez. Solo puedo usarlo para acumular tesoros para mí en el cielo mediante cada pequeño acto de amor y generosidad hacia los más pequeños de los hermanos y hermanas de Jesús, a quienes trajo a mí para que les ayude". (pág. 70)

Debemos vivir la virtud de la pobreza y dejar que nos desafíe y nos juzgue.

La Pobreza espiritual del “Primer Mundo”

“Tú dices: «Yo soy rico, me he enriquecido, y no tengo necesidad de nada»; '” (Ap 3, 17) Hoy, detrás de ese “tú”, se esconde toda una civilización que se enorgullece de sus impresionantes logros tecnológicos. También está tentada a pensar en sí misma como rica, sin necesidad de nada, ni siquiera de Dios. Por eso la respuesta del Señor resucitado es también para nuestro mundo: “no sabes que tú eres desgraciado, digno de lástima, pobre, ciego y desnudo.” (Ap 3, 17). ¡Esta es exactamente la pobreza espiritual de nuestro llamado "Primer Mundo"! (Pobreza, p. 85)

· 31/5/2010 –Día de los veteranos en Estados Unidos

Profecía para Estados Unidos / Misioneros de la Cruz

Tú, nación mía de los Estados Unidos, me has abandonado a mí, tu Dios. Has hecho del materialismo tu dios. Te has hecho tu propio dios. Mataste a Mis pequeños inocentes y su preciosa sangre clama a Mí. Has apartado tu rostro de Mí. Ahora apartaré Mi rostro de ti durante el tiempo del gran castigo. (Oré, intercediendo…) Hija Mía, levanta Mi ejército de santos. Debes decir Mis palabras de advertencia, porque yo, tu Señor y tu Dios, te amo. Debes decirles que abran sus ojos al Amor Crucificado; que se unan al Amor Crucificado, porque sólo así triunfará el poder de Mi Cruz sobre el mal que prevalece.

Persecución

El Papa Francisco. En el camino de la pobreza, jueves, 18 de octubre del 2018

El pasaje del Evangelio de Lucas (10, 1-9), señala que «cuando el Señor envía a sus setenta y dos discípulos, los envía “en pobreza”, les da consejos sobre la pobreza». Es «la pobreza del discípulo: el camino del discípulo, el Señor quiere que sea pobre». Si un discípulo está apegado al dinero, a la riqueza, «no es un verdadero discípulo»

«Hay otra forma de pobreza» que podemos reconocer en las propias palabras de Jesús: «Id, mirad, os envío como corderos en medio de lobos» (v3). Es «la pobreza de las persecuciones, los discípulos del Señor perseguidos a causa del Evangelio: incluso hoy en día hay muchos calumniados».

«Ayer, en la sala del Sínodo, un obispo de uno de estos países donde hay persecución habló de un muchacho católico secuestrado por un grupo de jóvenes que odiaban a la Iglesia, fundamentalistas; fue golpeado y luego arrojado a una cisterna y después lanzaron barro y al final, cuando el barro le había llegado al cuello, le preguntaron por última vez: “¿renuncias a Jesucristo?”. Y él: “¡No!” Así que “tiraron una piedra y lo mataron”.

«Pero hay otras persecuciones», continuó el Papa. Comenzando con la «persecución de la calumnia, los rumores y los cristianos callan, toleran esta “pobreza”». Sí, agregó, «a veces es necesario defenderse para no causar escándalo». Hay «pequeñas persecuciones en el barrio, en la parroquia: pequeñas, pero son prueba de pobreza». Y «es el segundo modo de pobreza que el Señor nos pide: recibir humildemente las persecuciones, tolerar las persecuciones. Esto es una pobreza».

· 30/1/18 –Diario de una MDC, “Misión de lo 12”, Mateo 10,1-24

Todos los elegidos por Dios para cumplir Su plan en la tierra son odiados por algunos, rechazados por otros, maltratados, perseguidos, porque vine a la tierra para enfrentar a unos contra otros, porque los caminos de Dios nunca serán aceptados ni apreciados por aquellos que viven para las cosas de este mundo.

Mateo 10

Versículos 5-15 – Misión de los Doce

Versículos 16-25 – La persecución que viene:

- 21 El hermano entregará al hermano a la muerte, el padre al hijo; se rebelarán los hijos contra sus padres y los matarán. 22 Y seréis odiados por todos a causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el final, se salvará.

- 34 No penséis que he venido a la tierra a sembrar paz: no he venido a sembrar paz, sino espada. 35 He venido a enemistar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; 36 los enemigos de cada uno serán los de su propia casa

¿Vas a seguir amando y siendo fiel a mi misión cuando seas perseguida e incomprendida, muchas veces por las personas más cercanas a ti? (Camino Sencillo, p.37, #9)

• 42. Gracia mediante la vida oculta de sufrimiento —Diario de una MDC. P.145

Mis pequeños, no se desanimen, pues estoy haciendo algo nuevo. Ustedes son mis pequeños siervos de amor, despreciados e incomprendidos por el mundo. Permanezcan en Mí y Yo en ustedes, y así el poder de Dios fluirá como agua viva para Mi Iglesia. No tengan miedo ni se desanimen al ser rechazados y no aceptados. ¿No ven que este es el camino del amor, el camino de la Cruz? Es precisamente en este camino de rechazo y humillaciones que van a comprar muchas gracias para el mundo.

Cuando elegimos vivir nuestras vidas como discípulos de Cristo en pureza vivida diariamente con vidas castas, escuchando música pura, viendo programas de televisión y películas que son puras, vistiéndonos con modestia, hablando siempre palabras que traen paz y nunca chismeando, etc., seremos incomprendidos, criticados… Cuando vivimos con sencillez y pobreza, molestaremos a los que nos rodean que están eligiendo y deseando los excesos y las riquezas del mundo. Como Jesús enseñó en el Evangelio, los que viven en Su Luz agitan y enojan a los que eligen permanecer en las tinieblas del mundo.

Esta persecución también se vive en comunidad cuando enfrentas envidia en el corazón de los hermanos y hermanas, cuando tus buenas intenciones son juzgadas y criticadas.

–V.24 Un discípulo no es más que su maestro, ni un esclavo más que su amo; 25 ya le basta al discípulo con ser como su maestro y al esclavo como su amo. Si al dueño de casa lo han llamado Belzebú, ¡cuánto más a los criados!

Un alma víctima debe fijar sus ojos en Cristo, debe desear con todo su ser llegar a ser como su Maestro. (30/1/18)

Versículos 26-33 – No teman

Versículos 34-39 – Toma tu Cruz

–V.37 El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; 38 y el que no carga con su cruz y me sigue, no es digno de mí.

Esta es la pobreza de entregar todo –– hijos, cónyuges, comunidad, padres, apostolados… –– para seguir a Cristo, para poner toda nuestra esperanza en el Dios que nos ama y nos envió a su Hijo unigénito.


— El Tercer clavo nos lleva a la unión perfecta —

El clavo de la persecución (Camino Sencillo, p 215)

70. Como Me persiguieron… —Diario de una MDC.

Como me persiguieron, te perseguirán. Como me odiaron, te odiarán. Este último clavo fusiona tu corazón a Mi Sagrado Corazón: amas siendo UNO Conmigo a todos los enemigos de Dios y así completas tu crucifixión en Mí; y el triunfo del amor de Dios se manifiesta a través de ti en la unidad de Mi Cuerpo. Prepárate en silencio y oración para vivir la última etapa de Mi Camino divino (26/5/14).

71. Todos serán llamados a sufrir persecución —Diario de una MDC.

El tiempo está cerca cuando todos serán llamados a sufrir persecución por Mi causa. Este tiempo de persecución dividirá a Mis seguidores en dos campos: los que están conmigo y los que están contra Mí. Pocos permanecerán Conmigo en el tiempo de la gran tribulación. Ustedes, Mis pequeños, están siendo preparados para este tiempo. Sus vidas vividas en humildad y pureza de corazón, unidas a Mí, serán la luz en esta oscuridad. Sus vidas ocultas y transformadas en Mi amor crucificado, introducirán el Nuevo Pentecostés para el mundo (25/2/14).

San Pablo escribe a los Hebreos 10,32-36, sobre la persecución:

Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera. Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente. No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa. Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa.

29/marzo/11

*Misioneros de la Cruz (exponer la oscuridad)

Has aprendido a sufrir conmigo permitiendo que el Espíritu Santo use tu propio sufrimiento para entrar en Mi sufrimiento. A través del oro precioso del arrepentimiento, tu corazón ha sido purificado, permitiéndote así sufrir la enfermedad de los corazones de tus hermanos y hermanas. Pero aún queda el profundo sufrimiento de Mi persecución que debes sufrir conmigo. Estoy preparando sus corazones para este sufrimiento tan difícil. Cuando prediquen lo que deseo, serán condenados y perseguidos por muchos.

29 junio 12

Has sido elegida por el Padre como Mi profeta de luz. La luz brilla y traspasa la oscuridad. Como Mi profeta de luz, estás llamada a exponer las tinieblas en los corazones de Mis ministros. Estás llamada a exponer su impureza, su falta de santidad, porque buscan lugares y títulos de honor. ¿Cuántos buscan la pobreza? ¿Cuántos buscan el agotamiento? ¿Cuántos buscan la Verdad pasando horas diarias conmigo, la Verdad misma? ¿Cuántos buscan servir a los pobres?

Mis Misioneros de la Cruz son Mis Apóstoles de la Luz en este tiempo de gran oscuridad. Expondrán la oscuridad del pecado en los corazones de Mis ministros y los llevarán al arrepentimiento al pie de Mi Cruz. Los conducirán a través de la Cruz a la transformación en Mí. No teman al rechazo y la persecución, porque cada uno está llamado a ser UNO con el Crucificado ...

3 nov 19

Pequeña Mía, mucho tendrá que ocurrir en la tierra antes de que se establezca Mi Reino Eucarístico. Ustedes son Mis santos de los últimos tiempos siendo uno con los santos en el cielo. Ya que Mis santos en la tierra están unidos a Mi sacrificio de amor al abandonarse para sufrir conmigo, sus oraciones son poderosas ante el trono de Abba. Has de saber, pequeña Mía, que sus oraciones están continuamente ante el trono de nuestro Padre como incienso puro. Él se deleita en sus oraciones y escucha el clamor de los pobres.

Los pobres no son solo los pobres de cuerpo sino también los pobres de espíritu: aquellos que han muerto a sí mismos para que Yo pueda vivir en ellos y a través de ellos. Tendrá que haber mucha aflicción en la tierra debido a la rebeldía del corazón humano, pero Dios, en Su infinita misericordia y bondad, bendecirá las oraciones de Sus santos, pasadas, presentes y futuras, y establecerá Su Reino en la tierra. Permanezcan en paz con el abandono completo al Dios que les ama y escucha el clamor de los pobres.

Persevera en tu propia crucifixión para la gloria de Dios y el establecimiento de Su Reino en la tierra como en el cielo. Ve en paz para ser Mi Luz en el mundo.

93 episodios