Pioneros: David Bowie

Compartir
 

Manage series 1270028
Por Pioneros: David Bowie descubierto por Player FM y nuestra comunidad - los derechos de autor son propiedad de la editorial, no de Player FM, y el audio se transmite directamente desde sus servidores. Presiona el botón de suscripción para rastrear cambios en Player FM o pega el URL del feed en otras aplicaciones de podcast.
David Bowie, nacido como David Robert Jones en Londres en 1947 es un músico y compositor de rock británico, quien ha ejercido a su vez de actor, productor discográfico y arreglista. Figura importante de la música popular durante más de cinco décadas, Bowie es considerado un innovador, en particular por sus trabajos de la década de los setenta y por su peculiar voz, además de la profundidad intelectual de su obra. Artista camaleónico, ha cambiado varias veces de estilo y ha recogido múltiples influencias, sobre todo de la psicodelia y el punk, que le hicieron adoptar en los años setenta un provocativo aspecto andrógino, anticipándose a personajes como Boy George. Ha trabajado junto a artistas de la talla de Mick Jagger, Iggy Pop, John Lennon o Brian Eno, y colaborado con jóvenes artistas, a cuya fama ha contribuido notablemente, como es el caso de Lenny Krawitz. Ziggy Stardust (1972) o Let’s dance (1983) son algunos de los discos míticos de su carrera, jalonada siempre por el éxito y la polémica. También han sido frecuentes las incursiones de Bowie en el mundo cinematográfico; su película más celebrada es Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983), de Naghisa Oshima. David Bowie comenzó su carrera cantando y tocando el saxofón en pequeños locales y también en institutos, con músicos aficionados como The Manish Boys, David Jones & the King Bees o Lower Third. A finales de la década de los sesenta comenzó a grabar sus primeros sencillos, que luego se integrarían en su primer álbum, David Bowie (1967). Se interesó además por el teatro, llegando a formarse como mimo y actor con Lindsay Kemp, una influencia que se dejaría notar más tarde en sus actuaciones. En 1969 grabó el álbum “Man of words/Man of music”, en el cual se incluía el single “Space oddity”, que llegaría al puesto cinco de las listas en el Reino Unido. Después de realizar actuaciones en diversos países, entabló amistad con el que se convertiría en su nuevo mánager, Toni de Fries. En 1970 y 1971 publicó los álbumes “The man who sold the world” y “Hunky Dory”, en los que ofreció una provocativa imagen andrógina, en consonancia con el “glam”, la tendencia que dominaba en aquel momento el rock británico. A partir de 1972 empezó el gran ciclo de transformaciones que caracteriza su personalidad camaleónica: en “The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars” encarna a una estrella bisexual del rock procedente de otro planeta. Esta tendencia a la ambigüedad continuaría en “Aladdin Sane” (1973), su siguiente trabajo. Ese mismo año Bowie posó junto a la modelo Twiggy en la portada de “Pinups”, un recopilatorio de algunas de las mejores canciones del rock de los 60, y apareció desnudo en la carpeta de su álbum “Diamond dogs” (1974). Las canciones de Bowie generaban una atmósfera futurista, obsesiva, donde daba cabida a breves guiños dirigidos al rock estadounidense y desarrollaba profundas y densas secuencias por las que desfilaban personajes orwellianos (el Gran Hermano de la novela 1984, de George Orwell), arquetipos de una modernidad decadente o personajes que parecen surgidos del género gótico. En Gran Bretaña las críticas a este último álbum fueron duras, y Bowie decidió dar un giro a su carrera, adoptando una imagen personal más sobria e introduciendo la música disco y el soul como influencias estilísticas en sus composiciones. Se lanzó a la conquista del mercado estadounidense con el álbum “Young americans” (1975), que ascendió al primer puesto de las listas de ventas. Con el respaldo de Andy Warhol, con el que trabó gran amistad, su popularidad creció rápidamente. En esta segunda mitad de la década de los setenta Bowie continuó experimentando con nuevos sonidos. El elemento electrónico estaba cada vez más presente en su música, a través del uso recurrente de sintetizadores y de la manipulación de su voz en los temas. Esto queda patente en álbumes como “Station to station” (1976) y “Low” (1977), en el que empieza su asociación con el músico y productor Brian Eno. Bowie evolucionaba hacia un personaje de aspecto frío y distante, envuelto en largos abrigos de cuero, lo que le valdría el sobrenombre de “El duque blanco”. “Heroes” (1977) ofrecería estructuras y sonidos aun más densos y complejos. En los años siguientes, y todavía con Eno, Bowie grabó “Stage” (1978), álbum en vivo resultado de su gira de aquel año, y “Lodger” (1979), que señalan su vuelta hacia un rock fresco, original y de sencilla comercialización, aunque enriquecido por todas las innovaciones de la etapa anterior. Con “Scary monsters” (1980), que seguía esta misma tendencia, terminó otra etapa de su carrera. Bowie inició en ese momento su periodo de mayor éxito comercial, pero también el de más críticas adversas por parte de los especialistas, que le achacaban un empobrecimiento musical. Colaboró con Queen en el número uno de las listas de venta «Under Pressure» para, poco después, volver a conseguir un éxito comercial con su disco de 1983 “Let's dance”, del que se extrajeron los exitosos sencillos «Let's dance», «China girl» y «Modern love» y “Tonight” en 1984 que le facilitarían la colaboración con otros artistas, como Iggy Pop, Queen, Tina Turner y Mick Jagger. Su enorme éxito se vio favorecido por sus trabajos para el cine. En 1986 compuso la banda sonora de “Dentro del laberinto”, filme dirigido por Jim Henson y producido por George Lucas, donde además interpretaba uno de los papeles protagonistas. Ya atesoraba una extensa trayectoria como actor en otros filmes anteriores, como “The man who fell to earth” (1976, de Nicolas Roeg), “Gigoló” (1979, de David Hemmings), “El ansia” (1983, de Tony Scott), “Feliz Navidad, Mr. Lawrence” (1983, de Nagisa Oshima) o “Cuando llega la noche” (1985, de John Landis). Su siguiente trabajo fue “Never let me down” (1987). Tras un periodo (1989-91) en el que trabajó con la banda Tin Machine, Bowie retomó su carrera en solitario con “Black tie white nose” (1993). Casado con la modelo Iman, comenzaba una nueva y fructífera etapa musical. Con “Outline” (1995), Bowie volvió a transformarse (esta vez adoptaría la identidad de un detective en una urbe futurista) y recobró, con sonoridades de su época con Eno, su preeminencia en la vanguardia del rock. “Earthling” (1997), “Hours” (1999), “Heathen” (2002), “Reality” y “Club Bowie” (2003). A finales de marzo de 2011 se filtró a través de internet “Toy”, un disco nunca publicado de 2001 que contiene material usado para “Heathen” y la mayoría de sus caras B, además de algunas nuevas versiones inéditas de su catálogo “The next day” salió a la venta el 12 de marzo de 2013, viene a ser su trigésimo álbum en toda su carrera musical, y con éste, termina el descanso de diez años en cuanto a producciones de estudio se refieren, se escogió como primer sencillo “Where are we now?” y "The stars (are out tonight)" como segundo. A pesar de que anunció ya no estar interesado en giras mundiales, Bowie dará algunos conciertos excepcionales en Estados Unidos en mayo de 2013 y visitará a España el 26 de junio de 2013. En la encuesta de 2002 de la cadena televisiva BBC de los 100 británicos más importantes, se colocó en el puesto número 29. Ha vendido, aproximadamente, 136 millones de discos a lo largo de su carrera. Ha recibido nueve discos de platino, once de oro y ocho de plata en el Reino Unido y cinco de platino y siete de oro en Estados Unidos. En 2004, la revista Rolling Stone le posicionó en el puesto número 39 de su lista de los cien artistas de rock más importantes de todos los tiempos y en el puesto 23 de su lista de los mejores cantantes de todos los tiempos.

14 episodios