Iris Arellanes público
[search 0]

Download the App!

show episodes
 
Cuentos, poemas, textos, pensamientos y lecturas en voz alta. ¿Te gusta? ¿Crees en este proyecto? Si te hacen sentir algo o alegran tu ser, puedes invitarme un café y enviarme tu amor a través de una pequeña donación aquí: https://ko-fi.com/lecturasyfonemas O si lo prefieres, puedes contarme cuál episodio es tu favorito, qué te hizo sentir y de qué color son los textos que escuchas. Amo leerles y que me manden mensajitos es el apoyo moral que necesito, un abrazo. (ɔ◔‿◔)ɔ♥ No olviden SUSCRIBI ...
 
Loading …
show series
 
No tienes tú la culpa si en tus manos mi amor se deshojó como una rosa: Vendrá la primavera y habrá flores... El tronco seco dará nuevas hojas. Las lágrimas vertidas se harán perlas de un collar nuevo; romperá la sombra un sol precioso que dará a las venas la savia fresca, loca y bullidora. Tú seguirás tu ruta; yo la mía y ambos, libertos, como mar…
 
Señor, mi queja es ésta, Tú me comprenderás; De amor me estoy muriendo, Pero no puedo amar. Persigo lo perfecto En mí y en los demás, Persigo lo perfecto Para poder amar. Me consumo en mi fuego, ¡Señor, piedad, piedad! De amor me estoy muriendo, ¡Pero no puedo amar! ★ Support this podcast ★Por Iris Arellanes
 
Ahora quiero amar algo lejano... Algún hombre divino Que sea como un ave por lo dulce, Que haya habido mujeres infinitas Y sepa de otras tierras, y florezca La palabra en sus labios, perfumada: Suerte de selva virgen bajo el viento... Y quiero amarlo ahora. Está la tarde Blanda y tranquila como espeso musgo, Tiembla mi boca y mis dedos finos, Se de…
 
Voy a dormir Alfonsina Storni Dientes de flores, cofia de rocío, manos de hierbas, tú, nodriza fina, tenme prestas las sábanas terrosas y el edredón de musgos escardados. Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame. Ponme una lámpara a la cabecera; una constelación; la que te guste; todas son buenas; bájala un poquito. Déjame sola: oyes romper los brotes……
 
Espero curarme de ti Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de am…
 
... En medio del odio descubrí que había, dentro de mí, un amor invencible. En medio de las lágrimas descubrí que había, dentro de mí, una sonrisa invencible. En medio del caos descubrí que había, dentro de mí, una calma invencible. Me di cuenta a pesar de todo eso... En medio del invierno descubrí que había, dentro de mí, un verano invencible. Y e…
 
Réquiem Ningún cielo extranjero me protegía, ningún ala extraña escudaba mi rostro, me erigí como testigo de un destino común, superviviente de ese tiempo, de ese lugar. EN LUGAR DE UN PRÓLOGO En los terribles años del terror de Yezhov hice cola durante siete meses delante de las cárceles de Leningrado. Una vez alguien me "reconoció". Entonces una …
 
1 Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos. Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa Revela insensibilidad. El que ríe Es que no ha oído aún la noticia terrible, Aún no le ha llegado. ¡Qué tiempos estos en que Hablar sobre árboles es casi un crimen Porque supone callar sobre tantas alevosías! Ese hombre que va tranquilamente por la calle, ¿…
 
Holita, en este espisodio te leo fragmentos de "Primavera con una esquina rota", con la finalidad de que te genere ganas de leerlo completo. Este libro me ha hecho emocionarme, reír y también sufrir por todas la desgracias de LATAM, habla del dolor del exilio y la separación, la libertad y su ausencia, el autoritarismo y la represión, pero sobre to…
 
Texto Publicado en Instrucciones para vivir en México, compilado por Guillermo Sheridan. México: Editorial Joaquín Mortiz, 1990. Jorge Ibargüengoitia (Guanajuato, México, 1928 - Madrid, 1983) Malos Hábitos Levantarse temprano El viernes pasado encontré en Revista de Revistas un artículo escrito por mi buen amigo Loubet que es una especie de oda a l…
 
El cuento pertenece al libro "El hombre ilustrado" de Ray Bradbury, lo puedes descargar y leer el cuento completo acá. «¿Tienes miedo? -No. Siempre pensé que tendría mucho miedo, pero no. -¿Dónde está ese instinto de autoconservación del que tanto se habla? -No lo sé. Nadie se excita demasiado cuando todo es lógico. Y esto es lógico. De acuerdo con…
 
Se recomienda escuchar el audio a la par que se sigue la lectura. El ensayo completo lo puedes descargar acá: https://drive.google.com/file/d/1xCh6VzyLCuqftOn79HNHkKMWlCEX5m_3/view?usp=sharing Algunas notas del ensayo: «Puede decirse que nuestro problema no consiste sola ni principalmente en que no seamos capaces de conquistar lo que nos proponemos…
 
El texto completo lo puedes leer acá: Coral Herrera Gómez Blog : Nunca te enamores de un votante de (extrema) derecha (haikita.blogspot.com) 1.-La mayoría se define como "conservadores", es decir, quieren que todo siga como está, sin cambios. 2. Sienten un profundo desprecio hacia la gente que cree y lucha por un mundo mejor. 3. Sufren todas las en…
 
PARA LOS QUE llegan a las fiestas ávidos de tiernas compañías, y encuentran parejas impenetrables y hermosas muchachas solas que dan miedo —pues uno no sabe bailar, y es triste—; los que se arrinconan con un vaso de aguardiente oscuro y melancólico, y odian hasta el fondo su miseria, la envidia que sienten, los deseos; para los que saben con amargu…
 
Silencio Es tan vasto el silencio de la noche en la montaña. Y tan despoblado. En vano uno intenta trabajar para no oírlo, pensar rápidamente para disimularlo. O inventar un pro­grama, frágil punto que mal nos une al súbitamente im­probable día de mañana. Cómo superar esa paz que nos acecha. Silencio tan grande que la desesperación tiene vergüenza.…
 
| No te quedes inmóvil | | | al borde del camino | | | no congeles el júbilo | | | no quieras con desgana | | | no te salves ahora | | | ni nunca | | | no te salves | | | no te llenes de calma | | | no reserves del mundo | | | sólo un rincón tranquilo | | | no dejes caer los párpados | | | pesados como juicios | | | no te quedes sin labios | | | no…
 
Dicha Mi corazón olvida y asido de tus pechos se adormece: eso que fue la vida se anubla y oscurece y en un vago horizonte desparece. De estar tan descuidada del mal de ayer y de la simple pena, pienso que tu mirada -llama pura y serena- secó del llanto la escondida vena. En su dicha perdido, abandonado a tu dulzura ardiente, de sí mismo en olvido,…
 
En el amor, y en el boxeo todo es cuestión de distancia Si te acercas demasiado me excito me asusto me obnubilo digo tonterías me echo a temblar pero si estás lejos sufro entristezco me desvelo y escribo poemas. Otra vez eros, 1994 Cristina Peri Rossi. Uruguay, 1949 ★ Support this podcast ★Por Iris Arellanes
 
Hola, les traigo una lectura imperdible de una de mis favoritas en temas de amor romántico y crítica social: Coral Herrera. El texto fue publicado aquí: https://www.pikaramagazine.com/2014/02/lo-romantico-es-politico/ y la página de Coral por si gustan leer más cosas de lo que escribe: https://haikita.blogspot.com/ Escuchen con atención y compartan…
 
Además de revolucionario, el subcomandante Marcos escribe cosas cursis y sutilmente eróticas. Desde que la leí me enamoré y la escuché en su voz unas cien veces, después decidí que también mis labios la querían acariciar y leerla en voz alta para ustedes, ojalá les guste. En la página de https://enlacezapatista.ezln.org.mx/ encuentran más de sus te…
 
Hola, en esta ocasión quise hacer algo diferente, te leo fragmentos de un libro con la finalidad de que te genere ganas de leerlo completo. Este libro habla de los efectos de la pandemia, pero hace mención de los 3 grandes poderes de dominación mundial: capitalismo, patriarcado y colonialismo. Una chulada, si te gusta comparte, suscríbete y dale mu…
 
Salimos del amor como de una catástrofe aérea Habíamos perdido la ropa los papeles a mí me faltaba un diente y a ti la noción del tiempo ¿Era un año largo como un siglo o un siglo corto como un día? Por los muebles por la casa despojos rotos: vasos fotos libros deshojados Éramos los sobrevivientes de un derrumbe de un volcán de las aguas arrebatada…
 
Cada trazo y cada camino que terminamos recorriendo, despiden ecos de algo distinto que se quedan grabados como serpientes en arena, silenciosas, y a su vez van dejando huellas, huellas que permanecen grabadas en cemento, grabadas en la memoria, sigilosas para aparecer en los momentos más inesperados: un cuento, un corazón, un cerebro, una materia …
 
Poema de "El libro de las horas" (1095) En este momento la hora se inclina y me toca con su lúcido anillo metálico mis sentidos vibran. Se forma el sentimiento: Yo puedo- y palpo el día elástico. Nada estaba completo antes de ser visto por mí, todo ir y venir ahora yace quieto. Mis ojos están maduros y todo lo que desean se acerca como una novia. N…
 
Las aguas del mar Ahí está él, el mar, la más ininteligible de las existencias no humanas. Y aquí está la mujer, de pie en la playa, el más ininteligible de los seres vivos. Como el ser hu­mano hizo un día una pregunta sobre sí mismo, volvién­dose el más ininteligible de los seres vivos. Ella y el mar. Sólo podría haber un encuentro de sus misterio…
 
De ti lo habría amado todo: tu cabeza como luz de topacio en el hastío, el llanto, la caricia, la palabra brutal, la soga que amansara mis ímpetus cerriles y, sobre todo, el hijo. Ese mar que juntara la turbulencia de nuestras dos avideces. Ese mar donde irían haciéndose profundos de ternura los ojos. Pero ni tú ni yo vivimos el momento propicio pa…
 
L´obscurité des eaux (La oscuridad de las aguas) Escucho resonar el agua que cae en mi sueño. Las palabras caen como el agua yo caigo. Dibujo en mis ojos la forma de mis ojos, nado en mis aguas, me digo mis silencios. Toda la noche espero que mi lenguaje logre configurarme. Y pienso en el viento que viene a mí, permanece en mí. Toda la noche he cam…
 
Vida al natural [Minicuento - Texto completo.] Clarice Lispector Pues en el río había algo como el fuego del hogar. Y cuando ella advirtió que, además del frío, llovía en los árboles, no podía creer que tanto le fuese dado. Y el acuerdo del mundo con aquello que ella ni siquiera sabía que precisaba como el pan. Llovía, llovía. El fuego encendido gu…
 
En el filo del gozo Rosario Castellanos I Entre la muerte y yo he erigido tu cuerpo: que estrelle en ti sus olas funestas sin tocarme y resbale en espuma deshecha y humillada. Cuerpo de amor, de plenitud, de fiesta, palabras que los vientos dispensan como pétalos, campanas delirantes al crepúsculo. Todo lo que la tierra echa a volar en pájaros, tod…
 
Nos estamos borrando, Demofonte. Me anhelaba tu piel, pero esa fibra misteriosa de la entraña me daba su rechazo. Inexorables hasta mí te trajeron las dunas del mar en celo; reparé tu barca a la deriva, y aposentaste en mi casa y en mi sangre. Después, vejada, escarnecida, fui arrojada a esta sima donde se arremolina el hollín del llanto y la ola n…
 
Busco un hombre y no sé si sea para amarlo o para castrarlo con mi angustia. Tengo hambre de ser y me siento frente a la ventana a masticar estrellas para que este dolor de estómago sea cierto. La verdad es que duele en los nervios todo el cuerpo, esta noche, hasta los tuétanos. En la casa contigua grita una mujer las glorias de la Biblia y no cono…
 
Si me voy este otoño entiérrame bajo el oro pequeño de los trigos, en el campo, para seguir cantando a la interperie. No amortajes mi cuerpo. No me escondas en tumbas de granito. Mi alma ha sido un golpe de tempestad, un grito abierto en canal, un magnífico semental que embarazó a la palabra con los ecos de dios, y no quiero rondar, tiritando, mi f…
 
Hemos amado juntos tantas cosas que es difícil amarlas separados. Parece que se hubieran alejado de pronto o que el amor fuera una hormiga escalando los declives del cielo. Hemos vivido juntos tanto abismo que sin ti todo parece superficie, órbita de simulacros que resbalan, tensión sin extensiones, vigilancia de cuerpos sin presencia. Hemos andado…
 
El cómplice Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos. Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta. Me engañan y yo debo ser la mentira. Me incendian y yo debo ser el infierno. Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo. Mi alimento es todas las cosas. El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo. Debo justificar lo que me hi…
 
PUEDO ACARICIARTE DIJO ÉL… Puedo acariciarte dijo él Gritaré dijo ella Sólo una vez dijo él Es divertido dijo ella Puedo tocarte dijo él Cuánto dijo ella Mucho dijo él Por qué no dijo ella Vámonos dijo él No demasiado lejos dijo ella Qué es demasiado lejos dijo él Donde tu estás dijo ella Puedo quedarme dijo él Cómo dijo ella Así dijo él Si me das …
 
ME GUSTA MI CUERPO CUANDO… Me gusta cuando mi cuerpo esta junto al tuyo. Es algo tan nuevo. Mejores músculos y más nervioso. Me gusta tu cuerpo. Lo que hace, sus modos. Me gusta sentir la columna de tu cuerpo y sus huesos, y la tembladera –firme- delicadeza y de la cual vez y vez y vez besaré, me gusta besar esto y eso de ti, me gusta, lentamente a…
 
LLEVO TU CORAZÓN CONMIGO Llevo tu corazón conmigo lo llevo en mi corazón nunca estoy sin él. A donde quiera que voy vas tú mi amor; Y donde aquello que hago yo sola es gracias a ti, mi cielo. No le temo al destino ya que tu eres mi destino, cariño. No quiero ningún mundo porque hermosa tu eres mi mundo, mi bien. Este es el secreto más profundo que …
 
ESTÁS CANSADA Estás cansada yo creo del perpetuo enigma de vivir y sus afanes; y yo también. Ven conmigo, pues, y partiremos muy lejos sólo tú y yo, ¿comprendes?. Tú has jugado yo creo y has roto tus juguetes más queridos, y ahora estás algo cansada; cansada de las cosas que se rompen, cansada, eso es todo. Yo también. Pero vengo con un sueño en mi…
 
Las distancias no miden lo mismo Las distancias no miden lo mismo de noche y de día. A veces hay que esperar la noche para que una distancia se acorte. A veces hay que esperar el día. Por otra parte la oscuridad o la luz teje de tal manera en ciertos casos el espacio y sus combinaciones que los valores se invierten: lo largo se vuelve corto, lo cor…
 
I Cuerpos, hay que abolir el tiempo, regresar a la esfera. Sólo el círculo salva y no hay sino la urdimbre fantasmal de los regresos y los viajes, las huidas. Se huye. Uno se vuelve sombra fatigada y se disloca, se cuartea la huesumbre, el alma se acongoja y pierde su condición de almario donde las penas y el amor que se extravió hace mucho custodi…
 
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos Vendrá la muerte y tendrá tus ojos —esta muerte que nos acompaña de la mañana a la noche, insomne, sorda, como un viejo remordimiento o un vicio absurdo. Tus ojos serán una palabra hueca, un grito ahogado, un silencio. Así los ves cada mañana cuando a solas te inclinas hacia el espejo. Oh querida esperanza, ese dí…
 
Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poni…
 
Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al fin…
 
I El lenguaje silencioso engendra fuego. El silencio se propaga, el silencio es fuego. Era preciso decir acerca del agua o simplemente apenas nombrarla, de modo de atraerse la palabra agua para que apague las llamas del silencio. Porque no cantó, su sombra canta. Donde una vez sus ojos hechizaron mi infancia, el silencio al rojo rueda como un sol. …
 
«Conversación en la isla» —Escribir un poema es intentar desatarse, adivinar en qué mano está la moneda – dije yo -. Tú mirabas el sol igual que un fuego encima de la isla y yo dije: – La poesía empieza cuando ya has olvidado qué es lo que te asustaba pero aún tienes miedo. Yo veía las torres blancas. Tú dijiste: – Es raro, nos gustaría huir pero n…
 
Libre Quería que supieras que mi daño es algo que sólo elijo yo. Que me dejo mecer por tus empujones como si fueran viento que me coloca lejos de ti porque todas mis puertas están abiertas y yo soy libre. Que el odio es el disfraz de una piel, el reverso de un cuerpo, y desde lejos tu cara se intuye del revés, perdida, y no hay nada peor que sentir…
 
En el tiempo en que me festejaban por el cumpleaños, Yo era feliz y nadie estaba muerto. En mi antigua casa, hasta cumplir años era una tradición de hace siglos, Y la alegría de todos, y la mía, respondía a una cierta religión En aquel tiempo en el que me festejaban por el cumpleaños Yo tenía la gran salud de no percibir ninguna cosa, De ser inteli…
 
Loading …

Guia de referencia rapida

Google login Twitter login Classic login